Decrecimiento 10 preguntas para comprenderlo y debatirlo

El término “decrecimiento” hace referencia a un movimiento intelectual y militante que estima que la crisis climática y el callejón sin salida del modelo capitalista sólo podrán ser superados al precio de abandonar el actual modelo de desa­rrollo productivista y de sus fundamentos: el culto fetichista del crecimiento y la creencia ciega en los inacabables beneficios del progreso tecno-científico.

“Peligrosa utopía”, “proyecto reaccionario”, “tonta ilusión” son calificativos que se han utilizado para desacreditar este movimiento, el cual ha suscitado una condescendiente sonrisa irónica o una instintiva desconfianza en el medio político tradicional y en buena parte del mundillo intelectual.

Lo que convierte a este libro en un instrumento definitivo para comprender de qué se habla cuando se habla de decrecimiento, rompiendo malentendidos y prejuicios, es que responde con argumentos a una serie de cuestiones clave de forma diáfana, sencilla pero rigurosa. Diez preguntas tales como:

1. ¿Qué significa “decrecimiento”?
2. El decrecimiento, ¿una idea nueva o una idea reaccionaria?
3. ¿Por qué decrecimiento y no “desarrollo sostenible”?
4. ¿Constituye el decrecimiento el final del progreso científico y técnico?
5. El decrecimiento ¿es un malthusianismo?
6. El decrecimiento ¿es privación o alegría de vivir?
7. ¿Significa recesión, desempleo, el fin de la economía de mercado?
8. ¿Es aplicable a los países del Sur?
9. ¿No implica una visión dirigista o autoritaria de la política?
10. ¿Qué significa concretamente una política de decrecimiento?

El decrecimiento 10 preguntas para comprenderlo y debatirlo. Denis Bayon/Fabrice Flipo/François Schneider.



PD: En un tiempo para la reflexión y el descanso, volvemos para el otoño.


2 comentarios:

  1. El tiempo de elegir el decrecimiento se agota, ahora es el decrecimiento el que se impone como fruto del fracaso del modelo económico actual.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Saludos desde Guama, Yaracuy, Venezuela.
    Desde hace más de 30 años estamos trabajando en el tema de las sociedades sostenibles tanto en el aspecto ambiental, como en el humano. Sobran los datos que pronostican el colapso futuro de la humanidad debido a la contaminación y depredación de la biósfera terrestre y a los conflictos sociales. La génesis de este panorama tan poco halagador está en el descontrolado crecimiento poblacional, y en la manipulación abrumadora que todos sufrimos continuamente, proveniente de los poderes económico, político y religioso. Las importantes acciones realizadas por numerosos grupos ambientalistas y defensores de los derechos humanos especialmente en el transcurso de los siglos XX y XXI , han retardado el momento de la llegada del vaticinado fin de nuestra especie, pero no han podido detener el avance hacia ese momento fatal.
    Tantos años de estudio, análisis y vivencias, nos han llevado a concluir, con toda serenidad, pero con la máxima seguridad, que solo un cambio radical en el modo en que organizamos nuestras sociedades a nivel mundial, puede llevar al ser humano a tener la esperanza de permanecer sobre el planeta tierra por los siglos de los siglos, disfrutando de condiciones de bienestar deseables.
    Dichas transformaciones sustanciales, incluyen abordar sin tabúes el tema de la explosión demográfica; construir un sistema económico al servicio de las personas, moderno y sostenible; y deslastrar a la población de un cúmulo de creencias que la mantienen alejada de las formas objetivas de afrontar la existencia, y que propician confrontaciones irracionales que han causado tantos millones de muertes a lo largo de la historia.
    Concretamente, proponemos trabajar en el diseño, promoción y construcción de un modelo de sociedad ideal, haciendo hincapié en las tecnologías sostenibles y en un sistema de relaciones sociales que lleve a las personas a tomar las riendas de su existencia en un sentido constructivo, y que minimice la influencia del afán de lucro empresarial, la ambición de poder gubernamental, y los dogmas que llevan a la gente a pensar en soluciones mágicas y a creer que quien no profesa su fe, es un enemigo a ser atacado o aniquilado. Sabemos que ello conlleva la renuncia a concepciones milenarias y una labor titánica, pero tenemos la certeza plena de que no hay otro camino.
    Nosotros hemos realizado apenas un esbozo de lo que podría ser ese modelo de sociedad ideal, pero es indispensable que se vayan sumando cada vez más personas convencidas de la necesidad de transformar nuestras sociedades desde sus fundamentos ,y entre todos hacer los planos, las maquetas, las historietas, los videos y las presentaciones que hagan falta, para dar vida, en la mayor escala posible, a una especie de ciudadela experimental futurista, en la cual se pueda observar a personas conviviendo en un ambiente que ofrezca un nivel de vida elevado y sostenible.
    Por ello estamos invitando a quienes tienen inquietudes similares a las nuestras, a visitar el sitio web www.benesuelo.blogspot.com para familiarizarse con las propuestas que allí se plantean, y, de estar de acuerdo con ellas, unirse al equipo de soñadores que esté dispuesto a cambiar el mundo, pese a todos los enormes obstáculos que seguramente se presentarán. Gracias.
    César E. Valdivieso P.
    C.I. 7312763

    ResponderEliminar