¿Qué es el yoga?


(…) quiero aprender la disciplina del Haṭha Yoga que lleva al conocimiento de la verdad (tattva—jñāna).

(…) No hay cadenas como las de la ilusión (māyā). No hay fuerza como la que proviene de la disciplina (yoga). No hay amigo mas elevado que el conocimiento (jñāna). Y no hay enemigo mayor que el sentimiento de individualidad (ahaṃkāra).”


Podemos decir que el yoga es un estado de la conciencia en el que la persona se pone en disposición de iluminarse con la verdad

Imagen relacionada

En nuestra búsqueda de la verdad cuando reflexionamos sobre nuestra propia existencia y el mundo que nos rodea, llegamos a la conclusión de que todo lo que sentimos, real o imaginario forma parte de nuestra mente.
El mundo que experimentamos es un surtido de partículas subatómicas y campos de energía. En esta materia prima de la que formamos parte 'tomamos conciencia' y representamos la realidad construida por nuestra mente de acuerdo con patrones que provienen de la biología, de la cultura y de la experiencia propia de nuestra vida.
Nuestros sentidos y nuestro sistema nervioso representan dos mil millones de años de tiempo evolutivo, válidos para nuestra supervivencia en el universo del que formamos parte.
Las personas intentamos el acceso a la 'verdad' a través de diferentes vías: el sentido común, la ciencia, la poesía, la espiritualidad, el arte, el saber compartido, la conversación, el entendimiento, la intuición, la religión, la mitología, la filosofía, …
El yoga se presenta así como una forma de acceso a la verdad a través de la liberación.
Aunque actualmente el yoga se utiliza como una forma de ejercicio que es bueno para la salud tanto física como emocional (principalmente mediante la utilización de la respiración consciente, las asanas y la relajación), debemos de tener en cuenta que el auténtico propósito del yoga se refiere a la comprensión de la existencia; y para ello, éste desarrolla una serie de técnicas que permiten acceder a ese nivel de conciencia.
El yoga debe encararse como la persona luchadora que va al combate, entendiendo que el ejército es el conocimiento, y el mayor enemigo es uno mismo, porque la realidad que vemos, que observamos es un espejismo, la realidad aparente a la cual estamos atados, impide liberarnos y nos oprime.
Por ello el  Yoga es un instrumento de conquista de la libertad del alma de la esclavitud que nos encadena; ya que el fin último es la comprensión de lo divino, y hacerlo nuestro.



0 comentarios:

Publicar un comentario