Finde otoño 2018. el decrecimiento 1

Esperanza Morales - Findes de espiritualidad

Tema del  próximo encuentro de “entre iguales” en el finde de 27/28 de Octubre. A modo de introducción al tema.
 
·        Queridos amigos, este escrito responde a la petición de Jesús de escribir una introducción sobre el tema que nos va a ocupar, el próximo encuentro del grupo “entre iguales” para según sus palabras tratar de “acotarlo”; y así me comprometí en la reunión de la “comisión de preparación”  de nuestro encuentro en octubre.
 
·        Quería deciros que desde hace un tiempo este concepto de “decrecimiento” me viene rondando en mi pensamiento y en mi manera de vivir la cotidianidad de la vida, y este tema fue mi propuesta a la comisión para nuestro próximo encuentro y fue dado por bueno..
 
 

·        Quiero empezar recordando lo que Jesús repite con frecuencia, que nuestros encuentros no son de debate sobre los temas que elegimos , sino para reflexionar y pensar como tenemos incorporados los temas que hemos tratado en nuestras vidas y que nos sugieren los mismos en la profundidad de nuestro ser. Es lo vivido sobre todo lo que queremos compartir.
 
·         Y pensando y pensando sobre esto me surge una pregunta.
 
·        El concepto de decrecimiento lo tenemos incorporado en nuestra vida?
 
·        Para ir desmenuzando esta pregunta, os tengo que hablar de mí misma.
 
·        No me enfrento a este concepto de decrecimiento como un slogan de izquierdas , o como una palabra a incorporar a mi a veces falaz y manoseado vocabulario progresista, sin una reflexión  personal y sin pasarlo por mi propio filtro para saber que el significado de esta palabra si viene desde lo profundo de mi ser se convierte en una poderosa idea de transformación personal y por añadidura de transformación también de mi entorno cercano y lejano
 
·        Yo contesto a la pregunta señalada anteriormente, que como sociedad, no lo tenemos fácil, ese concepto de decrecimiento en nuestra sociedad occidental no está incorporado en nuestra mente, porque no está en nuestro imaginario  colectivo. Nos resulta incómoda la palabra, está asociada a la pobreza y el atraso, a la perdida
 
·         Y por que ?
 
·        Porque la teoría del decrecimiento de llevarse a cabo por una mayoría social, es el final irremediable del “capitalismo” es lo que termina con él de manera sencilla y pacífica.
 
·        Me admiro que una palabra tan simple y poco atractiva como es DECRECER  (hacerse pequeño, perder tamaño….) pueda ser tan revolucionaria y pueda cambiar el paradigma  tan pomposo, tramposo y engañoso como es el CRECIMIENTO  que nos ofrece el capitalismo rampante que tanto daño  ha producido  a la humanidad  y a nuestra madre tierra.
 
·        Decrecer para ser feliz, Si, amigos decrecer para ser felices…. Esto es difícil de explicar  pero se puede y lo habréis visto en los escritos de hombre y mujeres  que nos ayudan con sus análisis y estudios  hacer un cuerpo teórico magnifico para tirar por tierra el  llamado crecimiento de nuestro sistema ideológico  capitalista del que todos formamos parte y todos mantenemos.
 
·        A veces en un esfuerzo titánico individual, porque esas opciones personales, no te son fáciles, porque todo está pensado para convencerte de lo contrario, de que gastarte dinero en un centro comercial o cambiando de camiseta o tfs últimos modelos ( dinero que consigues invirtiendo infinitas horas de tu vida vendiendolas a precio de saldo ) es un signo de crecimiento y libertad. 
 
·        Si, el sistema de Crecer, Trabajar y Consumir es algo que llevamos en nuestros genes  a base de centenas y decenas de años de martilleo de la ideología dominante capitalista que así lo tiene estudiado planificado y trabajado para tener a toda la población mundial de aliada de su proyecto y que no es otro de que el  “hombre es un lobo para el hombre y el planeta una fuente de recursos para explotar”.
 
·        Y así estamos y así hemos llegado hasta nuestros días donde nos alertan de que este capitalismo nos lleva en una dirección equivocada y además a gran velocidad  (aquí recordareis el chascarrillo de nuestro amigo Pepe “el de los melones”  donde el piloto informa a los pasajeros. “he perdido la dirección de la nave, pero no hay que preocuparse porque viajamos a toda velocidad”
 
·        A lo que iba esta idea tan revolucionaria y tan poco vendible hoy día solo se hace atractiva con la presencia en el mundo de cada vez más personas sencillas que están felices con lo básico y ceden lo que les tienen en demasía, para que todos los hombres mujeres, niños y ancianos tengan lo necesario que por su dignidad de seres humanos les corresponde.
 
·        Queridos amigos este crecimiento dirigido por este capitalismo acumulativo tan voraz y depredador que se comporta como un criminal que arroja a una gran  parte de la humanidad  los  infiernos del hambre  (a la escalofriante cifre de 1/3 de la humanidad)  y al resto a la alienación y la entrega sin medida de su tiempo y de su fuerza de trabajo para saciar sus ansias de poder y de acumulación sin sentido.  El capitalismo es un criminal poderoso, astuto y con toda una experiencia técnica y científica que usa para la consecución de sus fines y ha perdido el sentido y la mirada compasiva a los males que produce a nuestra madre tierra y a los seres humanos y demás especies que habitamos en ella.
 
·        Dura tarea la del DECRECIMIENTO. Solo los aguerridos y valientes hombres y mujeres, jóvenes, ancianos y niños, que tengan la suerte de encontrar una fuerza espiritual y transformadora y un discernimiento que les acompañe para distinguir el bien del mal, separar el trigo de la cizaña, podrán iniciar un camino lento pero valiente y feliz, durante el tiempo que les haya concedido de estancia en este planeta tierra. Este planeta no es nuestro, viene de lejos y pertenece a todos los seres vivientes y a si  que en préstamo lo tenemos y hemos de cuidarlo y respetarlo con ese saber estar equilibrado y feliz que señala la teoría del decrecimiento-
 
                            Esperanza Morales.   Dos Hermanas 19 de sept.  2018

0 comentarios:

Publicar un comentario