En defensa del decrecimiento:

Equitecto - Equitectura

La crisis afecta al capitalismo del globo ya que una buena parte de ella está generada por la depredación y la presión sobre los recursos naturales, ocultada por lo que el autor del libro “En defensa del decrecimiento” Carlos Taibo señala como los medios de “incomunicación” que hoy en día en España tienen una fama de eso muy merecida. Dicha depredación genera un encarecimiento de las materias primas y energéticas, en el contexto del neoliberalismo actual parece proponer que la minoría pueda reservarse para sí estos recursos.

En respuesta a esta crisis económica y social, surgen movimientos ultraderechistas y nacionalistas ante el “robo” que se efectúa del resto del mundo a nuestra tierra. Si dicha dinámica nos produce desazón, no podemos exigir un cambio político de aquellos actores cuya función suele ser mantener el Status Quo y por lo tanto para generar un cambio global primero hemos de provocar un cambio en nosotros mismos.

Esta es la introducción del libro, como ven y en mi opinión puede ser un tema interesante, sin embargo este profesor pertenece a una corriente de pensamiento anarquista, palabra a la que habitualmente tenemos miedo por la falta de sistema, más resulta que es uno de los pocos defensores hoy en día del concepto de la democracia directa y estoy convencido de que es una de las cosas que quiere la sociedad, un contrato con los gobernantes que la sociedad forme y que estén obligados a llevarlo a cabo de todas las formas posibles.

Así pues y antes de adentrarnos en sus argumentos por el decrecimiento vamos a hablar del primer apartado del libro “amenazas”:

Comenzando con la energía nuclear que ante el agotamiento de las reservas del petróleo y del gas natural, puede ser una alternativa válida ante el hecho de ser muy concentrada y que produzca menos gases de efecto invernadero, pero genera muchos otros.

Los residuos producidos son tremendamente peligrosos y de larga duración, utilizan mucha electricidad y la gestión de los residuos produce muchos gases de efecto invernadero.

Con la misma tónica, el gasto de agua que se utiliza para para su refrigeración es también enorme (Francia, el 40% del agua que se consume es para estas labores) y el agua recalentada retorna a los ríos donde altera la flora y la fauna.

Muchas centrales nucleares se mantienen por cuantiosas subvenciones públicas y la AIEA señala que al ritmo actual de consumo puede haber una carencia de Uranio similar a la del petróleo.

Finalmente con respecto a la energía nuclear no hará falta señalar la catástrofe de un accidente nuclear.

Tras esto señala a las energías renovables porque aunque en el convencimiento de su utilidad para con la sociedad, su aportación sigue siendo bastante baja y a día de hoy tienen problemas nada desdeñables pues son tremendamente caras y la aportación de estas tiene que multiplicarse espectacularmente para satisfacer la demanda actual.

Muchas de ellas no funcionan a pleno rendimiento la mayoría del tiempo y los lugares ideales para su construcción están muy lejos de la sociedad, en parajes vírgenes, lo que provocaría un gasto importantísimo en el transporte de la energía.

Se espera además que dichas energías sean capaces de sostener el crecimiento ilimitado actual mientras al mismo tiempo, estas energías resultan “demasiado democráticas” para el los sectores más privilegiados.

Sin negar su utilidad, su uso tiene que estar acompañado de una reducción progresiva de la producción y el consumo.

Y para terminar también señala la superpoblación y el desarrollo científico pues la superpoblación se genera el lugares significativos, lugares donde el crecimiento de la población se ha reducido hasta el punto de decrecer mientras que en otros puntos del planeta sigue existiendo un crecimiento desorbitado, se supone que la población mundial se estabilizara a mitad de este siglo y a reducirse progresivamente a partir de ahí.

Al mismo tiempo, el desarrollo científico en los años recientes parece orientado a la nanotecnología, la inteligencia artificial, los transgénicos y el descifrar el genoma humano. Esto puede producir la aparición de “superhumanos” y las consecuentes situaciones críticas que se generarían por este hecho pueden derivar en numerosos conflictos ante la incapacidad de los humanos no mejorados de competir.

Un ejemplo de esto puede ser el de la película de Gattaca.


Espero que les haya parecido tan interesante como a mi. ¿Estás de acuerdo con los argumentos expuestos? ¿Añadirías alguno más? ¿Se puede mantener el ritmo de crecimiento actual?

La felicidad es la mejor curva que existe.

0 comentarios:

Publicar un comentario