Tres posibles aspectos positivos de una independencia de Cataluña

Julio García Camarero


1. Emoción y reflexión. La DUI

La emoción es algo humano y un sentimiento necesario para el entendimiento entre los seres sensibles. Pero debe estar unida, de forma inseparable y simultanea, a la reflexión. Ambas, emoción y reflexión, deben coordinarse constantemente y en un perfecto equilibrio que se genera entre corazón y cerebro. No pueden marchar cada una a su capricho o separadas por influencias externas. 

 

Pero lo que es nefasto es que el Poder Económico (con su obsesión de la acumulación), y el Poder Gubernamental (obtenido por un electoralismo manipulado el poder anterior y que le hace su fiel lacayo) usando la potente arma del Poder Mediático, con su marketing al servicio del Poder Económico, estén realizando sistemáticamente la separación entre la emoción y reflexión de las personas. O mejor dicho, originando la anulación total de la reflexión, de la libertad de reflexión. Algo que consiguen a base de inflar el tiempo dedicado a la emoción irreflexiva. En esto eran unos expertos los nazis que atrapaban voluntades a base de grandes despliegues emocionales y colectivos adocenantesi.

El Capitalismo, y sus tres poderes mencionados, siguen los mismos pasos. Con su represión velada de la reflexión y con la super-potenciación de emociones colectivas les resulta muy fácil manipular a las masas. Para ello usan multitud de herramientas manipuladoras: el patriotismo, el chovinismo, el segregacionismo nacionalista, el espectáculo de masas del futbol, los macro-conciertos, las banderas, las fronteras, la moda (“lo que se lleva”), las religiones, doctrinas y cultos, como puede ser el culto al cuerpo (gimnasios, dermo-estéticas, etc.) o todo tipo de espiritismo.

Por todo esto, todas estas ideas, todas estas herramientas, todas estas manipulaciones, con un sentido aglutinador y adocenador, no me convencen en absoluto. Pero esto no quita para respetar y valorar lo necesarias que son las emociones, siempre que no vengan separadas de las reflexiones. Ambas nos proporcionan la diversidad cultural. Cada pueblo debe tener su propia idiosincrasia su propia identidad su cultura y democracia directa. No son necesarias todas las herramientas que hemos mencionado, mas bien son obstáculos deformadores y represores. Por el contrario, en lugar de la concordia, estas herramientas lo que potencian es el adocenamiento, la uniformidad, la sumisión, la falta de personalidad propia, el enfrenamiento entre las personas, entre los pueblos y entre religiones. En general, nos conducen al Pensamiento Único neoliberal. En resumen a una simplificación de la forma de pensar y de comprar de las masas.

En el caso concreto de la reciente Declaración Unilateral de Independencia (DUI) hay que tener en cuenta lo que en su día expresó, con razón, la alcaldesa de Barcelona Ada Colau al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont: “la DUI no cuenta con el apoyo mayoritario de los catalanes”. El independentismo al menos debería contar con una mayoría amplia de 2/3 (90 diputados), como requiere un hecho de tanta transcendencia como lo es la declaración de independencia. Sólo contó con 70 diputados (votos favorables) y la mayoría absoluta son 68 diputados de los 135 diputados del paralament. Sin embargo, inadecuadamente, el 2 de octubre Puigdemont habló de tener un apoyo del 90% (para hacer algo no basta con tener muchas gana de hacerlo, sino que es necesario poder legítimamente hacerlo) Dicho de otra manera, solo cuenta con una mayoría absoluta muy rapada (51,8%) superada sólo por dos diputados. Desde luego no lo suficientemente legitima como para lanzar las campanas al vuelo y declarar a los cuatro vientos la DUI. Aunque creo que lo más importante puede que no sea el patriotismo catalán, sino mas bien la posibilidad (aunque tal vez algo remota) de salir del adocenamiento capitalista-crecentista.

Por otra parte, hay que decir que el conjunto de personas que habitan Cataluñaii no es, ni mucho meno un bloque monolítico y homogéneo, sino más bien muy heterogéneo y diverso. En un momento dado, de la reciente tensión soberanista, Puigdemont llegó a manifestar que “estaba dispuesto a convocar elecciones en Cataluña”, si era una petición del gobierno de España para llegar a un entendimiento. Pero una vez más, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, contestó con premura y rigidez: “que convocar elecciones no era suficiente para regresar al dialogo, que además eran precisas tres cumplimientos más por par te del gobierno Catalán, para no llegar a aplicar el artículo 155:


a. “Regresar a la legalidad expresada por el Tribunal Constitucional”, cumplir las leyes, volver al imperio de la ley. Pero creo que el actual gobierno español lo que exige, más que el imperio de la ley, es el cumplimiento de la ley del Imperio Supranacional de las macro-corporaciones como las del IBEX-35.
b. “Crear confianza”, una condición ambigua, que suena, más que a condición lógica, a pretexto improvisado, con tal de no dejar de actuar violentamente. Con esta contestación tan apresurada y tajante, sólo se veían unas tremendas ganas de aplicar por todos los medios el mencionado 155.

c. “¡Crecimiento!Otro mandato del Imperio Supranacional de las macro-corporaciones como las del IBEX-35. Y en este sentido todos los partidos, incluido Podemos, suelen apoyar este sacratísimo mandato del crecimiento con la gran mentira electoralista: “hay que crecer para crear empleo”. Pero se da la extraña coincidencia que el país que más crece con diferencia en el planeta es China, y también en el que más precariedad, esclavitud y despidos masivos se producen. Pasemos a ver este caso de China a partir de una noticia muy indicativa, una entrevista que le hizo EFE a un alto directivo de la empresa iPhone, quien declaró: “La fabricante del iPhone quiere sustituir a un millón de empleados por robots”.

En este punto creo conveniente que recordemos aquí lo que significa CRECIMIENTO:
Es la acumulación (por parte de unos pocos) de la riqueza que producen los recursos del planeta y el trabajo humanoiii, a costa de:
- aumentar la explotación y la pobreza de unos muchos
- y del agotamiento de los recursos del planeta.
El crecimiento sólo es indispensable para los explotadores, los usureros y los especuladores.
Pero … para la inmensa mayoría de la población el crecimiento es muy perjudicial y rechazable.
El crecimiento ha provocado esta crisis multidimensional de la que no saldremos, de no abandonarlo.

  1. Tres posibles aspectos positivos de la independencia de Cataluña
Parece ser, según lo comentado, que la DUI, es poco legitima, pero ello es así sí sólo tenemos en cuenta este sistema electoralista y estas leyes de la Constitución Española, fabricadas para supeditarnos a los Poderes Supranacionales (Los Mercados, El Neoliberalismo Global, Las Corporaciones, El poder Mediático, el Poder Militar, Los Grandes Grupos de Presión Global, El G-20, El Club Bilderbeg, La Reserva Federal Americana, La Troica Global [Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial y Organización Mundial del Comercio], La Troica Europea [FMI, Banco Central Europeo y La Comisión Europea], Los BRICS, etc., etc.) Es decir, para supeditarnos al Capitalismo.

Y aunque, en efecto, la sociedad catalana es muy diversa, y aunque considero que los que apuestan por el separatismo no son una mayoría, hay que admitir que en la escisión, pueden existir al menos tres posibles aspectos positivos de esta independencia de Cataluña.

a. Al fin aparecería un rincón en el planeta en donde pudiera aplicarse el decrecimiento… Pero que la razón de ser de esta separación no se fundamente en el chovinismo, emocional e irreflexivo, y en buena parte manipulado, de las cuatribarradas, como si del “Barsa” se tratase. Al menos parece que la CUP admite aplicar en la práctica el decrecimiento feliziv. Y aunque no está asegurado que esto pueda llegar a llevarse a cabo, merece la pena considerar que pueda haber una posibilidad de que llegue a plasmarse este modo de vida. En cualquier caso, y aunque tal vez lo considere de forma ilusoria y utópica, este apoyo a la independencia de casi la mitad de los catalanes creo, que en alguna proporción, aunque sea pequeña, pudiera tener un cierto reflejo de la Revolución Agraria del ´37v y también el propio himno catalán de: “Els Segadors”.
Sería una cosa muy bella una revolución agrario-decrecentista que diera prioridad al medio rural ante la parásita ciudad y los aburguesados-consumistas ciudadanos. En este sentido, la mayor aceptación, de la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) puede ser el gran apoyo de los alcaldes de pueblos catalanes pues creo que (aunque sea sólo en parte) puede tener algún recuerdo de la revolución agraria del ´37, ya mencionada.

b. Esta DUI también podría significar que haya un rincón en la tierra en dónde como sucedió en el ´37 sea posible la salida del capitalismo tan necesaria y tan urgente. Los síntomas de una posible salida del capitalismo están claros, la DUI podría, tal vez, significar salirse del IBEX-35 y de la U.E., y de su brazo armado la OTAN. Y en general del Crecimiento Neoliberal Global. Al menos casi 3.000empresas ya han abandonado Cataluña, entre ellas unas cuantas grandes corporaciones del IBEX-35. Podría plasmarse con la DUI un paraíso terrenal (del que habla Carlos Taibo) dónde cuaje la defensa de la Pachamama y la Agroecología, tan necesariamente urgentes.
Podría empezar a funcionar una revolución agraria-libertaria (que es la auténtica y no la industrialista y obrera) parecida a la que vieron esas tierras catalanas y aragonesas en el ´37?

c. También puede significar salirse de esta UE de “naciones” de esta unión de naciones comandadas, en las últimas décadas, por la dictadura del nada democrático Banco Central Europeo (vendido al FMI) en colaboración con Ángela Merkel. También significaría salirse de esta Europa “pepera” y corrupta. Y por último, también podría significar salirse y eliminar los paraísos fiscales. Es decir pasar desde los paraísos fiscales de los corruptos a los “países terrenales” de la Agroecología y los ruralanos. En una palabra podría suponer pasar de un decrecimiento infeliz (que se nos presenta como inevitable) a un decrecimiento feliz de directrices principalmente agrarias y rurales.

d. Utopía y quimera. Creo que todo lo que escribo en el apartado 2 puede parecer como una pura quimera, como una imposibilidad total. Pero, como la esperanza es lo último que se pierde, permitidme que aún guarde un pálido rayo de esperanza y que todo esto no se quede en un quimérico futuro, sino que, pase a ser un futuro utópico. Utópico quiere decir que tiene una dificultad extrema y que la acción para conseguirlo será muy forzada, pero no imposible. Lo que si es quimérico (imposible) es querer continuar con el crecimiento económico de la acumulación de PIB.

Muy dificultosa porque ni Rajoy, ni el IBEX-35, ni la Merkel, ni el BCE, ni el FMI, ni el súper ejercito USA, ni la OTAN, se van a conformar con quedarse cruzados de brazos. En cualquier caso, los próximos meses serán de una gran confusión, ¿que pasará tras las elecciones?, ¿se conformarán con los resultados los que no las ganen?

En el poco probable caso de que al fin se lograra establecer una República Catalana Independiente, también tendría sus incertidumbres, como sucedió con el Socialismo del siglo XXI. ¿No podría todo quedar tan tranquilo y optimista como con este socialismo, pero que con bastante rapidez se malogró? Recordemos que declaró, por ejemplo, los derechos de la madre tierra, la defensa del indigenismo, defensa de los espacios naturales por encima de los yacimientos petrolíferos, etc. pero que al final todas estas promesas derivaron rápidamente en: un neo-extractivismo feroz, en un nuevo capitalismo, un entreguismo al capital Chino, en una obsesión contra natura por el crecimiento, etc. esperemos que esta gigantesca aspiradora, que es el Neoliberalismo Global, que se traga toda buena esperanza haciéndola desaparecer con presteza, alguna vez deje de funcionar y nos deje a todos tranquilos en un paraíso terrenal.
En fin, que el cielo nos proteja y nos guarde de la aniquilación total del planeta Tierra como resultado del crecimiento.

i “Los futuristas, fueron los precursores del fascismo, principalmente F T. Marinetti y D'Annunzio, este último amigo intimo de Mussolini. El 20 de febrero de 1909 Márinettí publicó en Le Figaro, de París, su primer Manifiesto Futurista, en el que proclamó como formas de expresión del futurismo: la agresividad, la temeridad, el salto mortal, la bofetada, el puñetazo. Apuntó como medio específico de expresión literaria las "palabras en libertad", que eran capaces de traducir, por analogía la emoción, la sugestión, los mecanismos psíquicos y el frenesí de la vida moderna. Uno de los aspectos más llama­tivos del futurismo es lo veleidoso, que se enmascara de triunfalismo para rechazar el mito de la derrota, esto último algo propio del romanticismo y del decadentismo. D'Annunzio cultiva el mito de la Victoria. El futurismo usó con eficacia la técnica publicita­ria, que recogieron luego tanto el fascismo como el neoliberalismo. Eligieron como temas esenciales la máquina, la velocid­ad, la técnica en exaltación de la violencia, el imperialismo, la guerra como "higiene del mundo" y el “fascismo”. Tomado de mi libro: El decrecimiento infeliz, La Catarata, 2015, pag.119.
ii Que no hay que verlo cono generalmente se ve, es decir, como un bloque social homogéneo, sino mas bien extremadamente heterogéneo. En Cataluña conviven al menos cuatro sectores diferenciados (que un catalanismo visceral, de banderas, quiere uniformar) como son:
- Una elite de las grandes corporaciones globales (entre las que se encuentran las pertenecientes al IBEX-35).
- Una pequeña burguesía ciudadana con un porcentaje bastante chovinista.
- Una clase obrera de raíces no catalanas, emigrante, aunque pueda ser de segunda generación y que no se sienten nacionalistas.
- Una clase payesa, para mi la más respetable, que proviene de la Cataluña del “himno Dels Segadors”. Y en alguna medida descendiente de la revolución agraria catalano-aragonesa del año 1937 (homenajeada por Orwel, en la que participó) este sector es el más identificable con el partido de la CUP, y con la mayoría de alcaldes catalanistas, que al menos en parte sospecho que tiene algo que ver con la mencionada revolución agraria.
iii Muy próximamente será de sólo del trabajo de robots.
v Ver la interesante obra de George Orwell “Homenaje a Cataluña”, Penguyin Random House Grupo Editorial, 2011 Barcelona. Que es una nueva edición, traducida al castellano, sin censura de Franco.

0 comentarios:

Publicar un comentario