Las 10 'erres' del otro mundo posible


Los principios básicos que nos orientan pueden resumirse en la 10 “R”:

* Respeto: Respeto al planeta, respeto a la diversidad de todo tipo de formas de vida, culturas, lenguas, religiones y etnias existentes, respeto a los ancianos, respeto a los niños, respeto al no nacido, respeto a los animales, respeto a las plantas, respeto al planeta.

* Reducción: Reducción de nuestras necesidades materiales, reducción de nuestros gastos, reducción de la jornada laboral, reducción de los niveles de contaminación, reducción del gasto energético, reducción de nuestros niveles de consumo.

* Redistribución: Redistribución de la riqueza, redistribución del trabajo remunerado, redistribución de las tareas domésticas, redistribución de las responsabilidades entre clases y sexos, redistribución del tamaño de las empresas, redistribución de las cargas fiscales.

* Reflexión: Reflexión sobre las consecuencias indirectas de nuestros actos cotidianos, reflexión sobre nuestro estilo de vida y sobre nuestras prioridades vitales, reflexión sobre el futuro de nuestros hijos y sobre el futuro de nuestro planeta.

* Reivindicación: Reivindicación de la Justicia y de los derechos básicos (alimentación, vestido, vivienda, sanidad, educación, independencia personal) de todos los seres humanos sin distinción.

* Resistencia: Resistencia contra la desesperanza inherente al materialismo, resistencia contra el paradigma del egoísmo y la acaparación como modo de vida, resistencia contra el ecocidio.

* Reutilización: Reutilización de recursos materiales, de objetos, de ideas, de recursos humanos, reutilización de espacios públicos, de viviendas antiguas, reutilización de usos y costumbres con valor social o ambiental.

* Reinvención: Reinvención de la vida en una nueva filosofía asociada al aprecio por el diferente, a la convivencia, a la comprensión, a la humildad y a la solidaridad, reinvención de las reglas que rigen la economía mundial.

* Reparación: Reparación del daño causado a individuos, grupos sociales o sistemas medioambientales por nuestra acción agresiva o nuestra pasividad ante la acción de otros, reparación a las víctimas de cualquier tipo de terrorismo, incluido el terrorismo de estado, y el terrorismo ecológico mediante el cultivo de memoria histórica.

* Rebelión: Rebelión contra el pensamiento único neoliberal-capitalista que pretende mercantilizar todos los aspectos relacionados con la vida humana

6 comentarios:

  1. No conocía de las 10Rs sino de las 3. Bienvenidas sean las otras 7 y tomo nota para mi blog.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4:19 a. m.

    Quiero denunciar a este señor Carlos Favián Alvarado Figueroa por ser un farsante decir que es presidente de una organización llamada "Red Ecológica", organización fantasma, donde él es el único representante.Él es una persona enferma de resentimiento y ambiciosa y ha dañado a muchas personas inocentes y trabajadoras. Se apoderó de un sindicato que formamos todos fomentando verdaderas purgas stalinistas para él ser amo y señor y posando de demócrata y progresista. Es una persona altamente peligrosa por todo el daño que hace.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7:46 p. m.

    hijo de putas

    ResponderEliminar
  4. Anónimo7:49 p. m.

    hijo de putas todos los de riBer, boca juniors es lo mejor , dale boca que le vas a ganar a riBer este jueves

    ResponderEliminar
  5. De acuerdo con las erres, y además quiero recordar aquí mis dos aportaciones (dos “erres” más, 9. Restaurar ecosistemas y 10.Reeducar nuestro modo de vida) a las 8 de Osvaldo Pieroni (con frecuencia atribuidas indebidamente a Latouche, quien sólo las recogió algunos años después*
    “Por otra parte, en el Forum alternativo de Río en1992, inspirándose en la propuesta de Osvaldo Pieroni propone, como camino para conseguir una conservación de la biosfera, evitar el agotamiento de los recursos, y poner fin al desaforado crecimiento de los ciudadanos del Norte, quienes deberán adaptarse a unas condiciones de vida más mucho mas austeras, ideó un programa basado en las 8 erres:
    1. Revaluar (revisar nuestros valores: cooperación vs competencia, altruismo vs egoísmo, etc.);
    2. Recontextualizar(modificar nuestras formas de conceptualizar la realidad, evidenciando la construcción social de la pobreza, de la escasez, etc.);
    3. Reestructurar (adaptar las estructuras económicas y productivas al cambio de valores);
    4. Relocalizar (sustentar la producción y el consumo esencialmente a escala local);
    5. Redistribuir(el acceso a recursos naturales y las riquezas);
    6. Reducir (limitar el consumo a la capacidad de carga de la biosfera);
    7. Reutilizar (contra el consumismo, tender hacia bienes durables y a su reparación y conservación);
    8. Reciclar (en todas nuestras actividades).No hay que perder de vista que actualmente es prácticamente imposible hacer una lista exhaustiva de los posibles caminos y alternativas que definen al “Derecimiento”.
    Pero, personalmente, creo que en la Conferencia de Río se debería haber propuesto todo un decálogo…
    El decálogo de las 10erres, constituido por las 8 erres más otras dos erres, las siguientes:
    9. Restaurar ecosistemas. Uno de los males que mas acusa la biosfera a causa de la obsesión productivista y acumulativa de PIB, es la metástasis de la degradación de los ecosistemas a causa de su esquilmación: talas indiscriminadas forestales, sustitución de bosque por inmensas superficies de cultivos mono-específicos, no perdurables como el caso de la soja de Brasil que hemos mencionado, potenciación de pastos en suelos selváticos, sobrecargas ganaderas, especialmente dañinas en los bordes del desierto, y sin embargo donde suelen ser frecuentes.
    Pongamos un ejemplo: el desierto del Sahara. Según varios investigadores, este desierto está penetrando en los países del Sahel a una velocidad de entre 3 a7 kilómetros al año y en¬gulle al año unos 1,5millones de has de bosques y cultivos, tres veces la superficie total de España. Es un fenómeno que una vez sucedido resulta irreversible.
    10.Reeducar nuestro modo de vida y hábitos de consumo, etc. Creo que ésta debería ser la primera “R” a considerar. Consistiría educar en una nueva forma de vida enfocada al decrecimiento, que se priorice desde el pensamiento colectivo pero sobretodo desde el pensamiento y actitud individual. Es preciso que esta conciencia ecológica se arraigue profundamente desde la primera infancia. Una conciencia ecológica constructiva y respetuosa con el medio ambiente que difícilmente pueden tener los adolescentes y adultos de hoy en día saturados de juegos electrónicos y de televisión en donde impera sobre todo la violencia y destrucción como mera diversión”.
    ------
    *Párrafo tomado de mi libro: El crecimiento mata y genera crisis terminal, La Catarata, 2009, Madrid págs. 232-234.

    ResponderEliminar