Títeres desde abajo, Don Cristóbal en pelotas

Acratosaurio Rex - Alasbarricadas.org



Qué triste tradición española la de artistas que han sido entrullados represaliados o juzgados por denunciar a los poderes fácticos, militares, religiosos, políticos y judiciales, Boadella, Krahe, Carlos Cano, Pacheco… Se me ocurren del tirón, pero hay muchísimos más artistas plásticos (1) que han visto como sus obras les han puesto delante del juez o entre barrotes. Es propio de dictaduras totalitarias el no soportar esas críticas de comediantes, bufones y satíricos. Ahora tenemos a unos titiriteros que por exponer su obra en el seno de actividades del Carnaval de Madrid 2016, provocaron una especie de motín de padres y presencia de la policía que, no salgo de mi asombro, en lugar de liarse a vergajazos con los que interrumpían el espectáculo, se llevó detenidos a los artistas, para acusarlos, ya se verá, de apología del terrorismo.

La Compañía Títeres desde Abajo explicaba al respecto que: el viernes estrenamos en Madrid nuestra nueva obra "La Bruja y Don Cristóbal. A cada cerdo le llega su San Martín" Como en anteriores espectáculos de la Compañía hemos querido investigar las posibilidades que nos aporta la tradición popular de títeres para contar aquello que sentimos como urgente. En esta ocasión hemos revivido a Don Cristóbal Polichinela, personaje de la tradición popular prácticamente desaparecido en España y también hemos tomado prestado otro personaje de los cuentos populares, la Bruja. A lo largo del espectáculo, y bajo diferentes caras, Don Cristóbal tratará de aplastar a una bruja nada convencional, pero la naturaleza de ésta la lleva a amar su libertad por encima de todo y a no dejarse pisotear por nadie.

A mí me parece una obra cojonuda, muy recomendable para los niños (aunque los autores adviertan que es para adultos). En ella se auto-ahorca un juez, se elimina a un cacique, o se ve cómo lleva a cabo la policía un montaje contra una mujer maltratada. Temas de rabiosa actualidad, que si se repasa la Biblia puede uno ver cómo Dios mandó una plaga a los egipcios por la tozudez de su rey, que se llevó por delante a un montón de niños, primogénitos de familias que no tenían culpa de nada. ¿Y ese espectáculo bíblico, sí es aceptable?

El comunicado de la CNT de Granada aclara más aún el esperpéntico asunto: El cartel de "Alka-ETA" es una pancarta que, en la obra, un policía coloca a la protagonista, inconsciente tras ser golpeada, para sacar una foto y elaborar la acusación contra ella, y ejecutarla. Otros detalles de la obra han sufrido tergiversaciones semejantes.

Increíble que el progresista Ayuntamiento de Madrid se rasgue las vestiduras y haga el juego a la reacción más fascista y fundamentalista, con un asunto que cuando llegue a manos del juez, si tiene dos dedos de luces, lo tirará a la papelera. Pero así estamos en este país, en que el que señala que el poder está desnudo, va a pasarlo muy mal. 

Títeres desde abajo, Don Cristóbal en pelotas. Lo que es de uno es de todos, los que es de todos es de nadie, lo que es de nadie es de uno.

——————-

(1) http://www.arte.sbhac.net/Plasticos/Plasticos.htm

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada