The Ecologist : Eco-nomía = De-crecimiento


The Ecologist para España y Latinoamérica, trata el tema del decrecimiento en el número 31 correspondiente a los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2007. Muy interesantes las entrevistas a Vandana Shiva y a Serge Latouche.

Recogemos aquí parte de su editorial.

"Uno de los tabúes más incuestionables de la sociedad dogmática moderna es el del crecimiento. Basta con asistir a los mítines de cualquier grupo político en periodo electoral o no: todos prometen más, más crecimiento, más trabajo, más guarderías, más aparcamientos, más infraestructuras, más energía… “Más” es siempre la consigna. Ningún grupo político se ha atrevido hasta ahora a plantear algún tipo de límite al crecimiento. Ninguno de ellos se atreve a pronunciar la palabra “menos”. Decrecer no entra en sus planes. Hay que crecer, a costa de lo que sea, de la Naturaleza, de la sociedad, de las familias, de los derechos de las personas…

No sólo los políticos están obsesionados con el crecimiento y el desarrollismo. También en las universidades, también en las empresas, también en los clubes deportivos, también en los hospitales, también en los pueblos, todo el mundo quiere crecer. No se sabe muy bien hacia dónde, pero siempre se quiere crecer. La seducción del crecimiento ha llegado a todos los puntos cardinales del orbe, a todos los pueblos, a todas las culturas… Nadie se quiere conformar con menos. El consumo masivo es como un ruido de fondo que apaga y eclipsa el vacío espiritual, un silencio que nadie quiere escuchar porque le muestra a cada uno su verdadero ser.

Las prudentes palabras de los sabios, vengan de la tradición que vengan, son acalladas por las máquinas que, con su ruido infernal, nos hacen verle las orejas al lobo. Aquí y allá, hombres y mujeres de todo el planeta, pueblos enteros, culturas enteras, se doblegan ante el desarrollo y los falsos encantos que le acompañan. Dejan hacer como si todo estuviera ya perdido. Las mujeres piden la epidural para el parto. Los pueblos dejan edificar en las zonas más bellas horrendas urbanizaciones de nuevos ricos “quiero y no puedo”. Se abandonan gastronomías milenarias a cambio de un fast food tosco, insano y grasiento. A los rebeldes se les lapida en los medios de comunicación y acaban abandonando la lucha y abrazando la fe del progreso, que, obviamente, tiene también algunos puntos positivos, porque ni todo es completamente malo ni completamente bueno."

Para saber más: The Ecologist, para España y Latinoamérica.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada