La violación del imaginario

"La rehabilitación de nuestro imaginario político y social, la reflexión y la acción alternativas exigen pues, ante todo, exorcizar las palabras y desconectar nuestro pensamiento de la teoría dominante que nos ciega. El maquillaje de la realidad - ya no debemos ignorarlo - es deliberado, organizado y orquestado por los ganadores del sistema. Está al servicio de un proyecto cultural global que posee sus instrumentos: medios de comunicación, nuevas tecnologías de la información, en particular Internet que, a la vez que facilita los intercambios, difunde ideas, modos de pensamiento y de comportamientos que emanan de las naciones industrializadas. El objetivo consiste en unificar puntos de vista, las elecciones, los gustos y las opiniones.

Solamente los pueblos que tienen conciencia de su pasado, que asumen sus valores sociales culturales, podrán sobrevivir al paso de este rodillo compresor. Deberán oponer a la utopía neoliberal la memoria, no para negar al otro o para cultivar la nostalgia sino para recordar que están ahí desde la noche de los tiempos.

El mundo, antes de ser tomado como rehén por los teóricos neoliberales que quieren hacer de él una mercancía inaccesible a la mayoría de los habitantes del planeta, es un dato de primer rango intangible, que cada ser abraza al nacer. ¿La definición de 'nacer' no es 'venir al mundo'? El niño viene pues al mundo,que es un lugar pero también un lazo que establece con su madre y los otros, y que se consolida con el paso del tiempo. Se nutre de las realidades de su entorno, que es su mundo. Los contornos de éste se dibujan en función de las referencias definidas por el grupo. Por eso nuestros pueblos no tienen que mendigar su lugar al sol ante usurpadores que se presentan como guardianes de un sistema-mundo que sólo obedece a sus propios intereses".

Aminata Traoré

Para saber más: La violación del imaginario. Aminata Traoré. 2004.

Prólogo

1 comentario:

  1. Mejor no podría estar sintetizado el triste episodio de lo que Eduardo Galeano y Marcos llaman 'La larga noche de los 500 años'

    ResponderEliminar