leche materna vs leche artificial: un absurdo económico




La leche materna es el mejor alimento que una madre puede ofrecer a su bebé, tanto para su desarrollo físico como psicoafectivo. La lactancia es beneficiosa para el bebé, la madre y la sociedad en todos los lugares del mundo.

La leche materna es un alimento ecológico que no necesita fabricarse, envasarse ni tansportarse con lo que no malgasta recursos energéticos y materiales y evita la contaminación del medio ambiente, siempre lista para su uso y además es gratuita.

Para producir la leche artificial se precisa la utilización de grandes espacios para la explotación del ganado vacuno, por lo que aumenta la deforestación; quema combustible para su transporte por el mundo; la fabricación de botes para la leche, biberones, etc. produce un agotamiento de recursos naturales, y genera materiales de desecho. Además necesita ser calentada y hay que pagarla.

Pero, los intereses económicos de las multinacionales prevalecen sobre los derechos de las personas, la lactancia materna no es rentable, y sí lo son las leches artificiales, que se están convirtiendo en productos de consumo habitual.

Un absurdo generado por un modelo productivo que responde a los intereses de las clases capitalistas.

Para saber más: Lactancia materna en un mundo globalizado. Carmen Muñoz Sánchez. Amamantar Asturias.

Para saber más: Grupos de apoyo a la lactancia materna

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo12:20 p. m.

      Si, pero eso es como si todos fueramos andando en silla de ruedas sin andar con las piernas, no seria saludable, y seria un gasto innecesario. Que ciertas personas necesiten de una ayuda no significa generalizar la ayuda a todo el mundo porque mueve una industria.

      Eliminar