Necesitamos salir del capitalismo de una manera no violenta

Necesitamos salir del capitalismo de una manera no violenta, como transitar hacia una sociedad en decrecimiento; para ello nos preguntamos qué hacer, que alternativas plantear frente al capitalismo, para ello podemos articular la respuesta en tres planos:

  1. Plano individual
Desde la coherencia y teniendo en cuenta que el cambio empieza por uno mismo; esto conlleva que en nuestra vida diaria debemos buscar el menor impacto ambiental con la mayor satisfacción personal y colectiva. Supone consumir mejor y menos, es decir de forma más responsable, limitando por ejemplo el consumo de bienes materiales a aquellos que realmente necesitamos.
La sencillez voluntaria significa poner la vida en el centro de nuestros objetivos diarios y es un primer paso hacia el necesario cambio colectivo. Redescubrir la riqueza en el florecimiento de las relaciones sociales de convivencia, en la frugalidad, y la moderación, es decir con cierta mesura de consumo material, pero sin limitaciones en el consumo de sentimientos, vida alegre y el buen vivir.

  1. Plano colectivo
Debemos cambiar nuestra forma de pensar; en un mundo donde priman valores como el éxito, el beneficio económico, el consumismo, el individualismo y la fuerza de los poderosos; las personas como seres frágiles y vulnerables necesitamos vincularnos mediante el cuidado mutuo, la convivencia, el apoyo mutuo y la alegría de vivir; debemos ser mujeres y hombres que actúan como agentes transformadores de esta nueva realidad necesaria para la pervivencia de lo humano

    • Acción colectiva
Mediante el desarrollo de iniciativas de organización colectiva a nivel local Formas de vida alternativa que en época de crisis puede ser una posibilidad de supervivencia. Y la base territorial y energética para otro modelo social.
Existen muchas experiencias ya consolidadas, es hora de ponerse en marcha, brotan por doquier nuevas iniciativas: cooperativas integrales, grupos de autoconsumo, ciudades en transición, redes de intercambio, ecosistemas monetarios, universidades libres…

    • Creación Programa político
La creación de un proyecto de acción política. Un proyecto de noviolencia, voluntario, de emancipación ideológica y superación de la idea de progreso, que pone en valor los bienes comunes y relacionales, de los cuidados, de la cooperación, reciprocidad, mutualidad y multiculturalidad; asumiendo los límites biofísicos de la Tierra, disminuyendo los flujos de energía y materia utilizados en los procesos productivos y ciclos de consumo.
Una construcción de formas de vida que tienen como sustrato el cuidado colectivo, una revolución civilizadora que reconozca que las personas somos seres sensibles e interdependientes.
Esta transformación requiere de un proyecto de decrecimiento, un cambio de valores, una verdadera deconstrucción del pensamiento económico, poniendo en cuestión las nociones como crecimiento, desarrollo, progreso, pobreza, necesidades, ayuda... La economía como medio para la vida humana y no como fin.

  1. Plano institucional
Trabajar en el área administrativa a nivel estatal y a nivel local mediante la capacidad de influencia que seamos capaces de ejercer en los diferentes organismos e instituciones para que las políticas vayan en la dirección necesaria para llevar a cabo una sociedad en decrecimiento, esto es reparto del trabajo y la reducción de las jornadas laborales, retraer recursos al capital en beneficio de las personas (recursos para la salud, la educación y el cuidado de la vida), prohibición de la publicidad, prohibir la obsolescencia programada, favorecer políticas para desincentivar el lucro…

Publicado en Ssociologos

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada