Derecho al aborto

Elisa R. Court



Las mujeres tenemos razones para estar hartas. Dependiendo del partido que gobierne, se nos reconoce o no nuestro derecho a interrumpir un embarazo no deseado. Ahora el Gobierno del PP pretende eliminar los plazos de la actual ley del aborto. Con otras palabras, proyecta eliminar el derecho de las mujeres a abortar.

Me pregunto si las mujeres no somos demasiado indulgentes permitiendo que se maree públicamente la perdiz en torno a un tema cuya última decisión nos incumbe a nosotras. Nos concierne en primer lugar porque traer al mundo un ser humano está ligado a nuestra biología. De igual forma que los hombres toman las decisiones que desean sobre sus cuerpos, también nosotras queremos decidir sobre los nuestros. La naturaleza nos ha dado el don de reproducir la especie, pero este atributo no nos obliga a ser madres en contra de nuestra voluntad. Somos libres de elegir si continuar o no un embarazo cuando se ha producido de forma involuntaria.

Llamar, por lo demás, vida al resultado inmediato de una fecundación parece bastante demagógico. ¿Sabían ustedes que muchos de los anticonceptivos legales son literalmente abortivos? La espiral, el diu, etc. y etc. no son artilugios que eviten una fecundación. Si se da la unión de un espermatozoide y un óvulo, lo que hacen aquellos es romperla y producir como consecuencia un aborto a modo de regla. Imaginen, por tanto, los miles y miles de abortos que de este modo se producen a diario.

La decisión de interrumpir un embarazo no deseado nos corresponde en segundo lugar a las mujeres porque un hijo cambia nuestra vida. Le da un vuelco de 360 grados y además para siempre. Lo sabemos: nunca dejamos de ser madres. Tampoco en las circunstancias en que nuestros hijos han alzado el vuelo y emprendido su propia travesía. Nos preocupan de por vida. Por eso queremos elegir responsablemente el ejercicio de la maternidad.

Ser madre es un regalo de la vida cuando queremos serlo y cuando se dan las condiciones adecuadas. Entonces ya es hora de que nos dejen decidir, ¿no les parece?

2 comentarios:

  1. Anónimo12:55 p. m.

    Estoy totalmente de acuerdo con la blog-era.

    Que nos dejen decidir sobre ser madres o no. Basta de imposiciones a la mujer, máxime en un tema tan espinoso como este.

    Noelia.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10:21 p. m.

    tienes toda la razon y todo mi apoyo eliza !!!!

    ResponderEliminar