Crecimiento económico = decrecimiento social

Julio García Camarero

''Encontrándose la Unión Europea, tal y como se encuentra, dentro de la lógica del neoliberalismo (fase superior del capitalismo) de forma idéntica a como se encuentra China, resulta, según esta lógica, completamente razonable que Europa puje por elevar la jornada laboral a 65 horas semanales. Con este horario laboral es comprensible que en China exista un crecimiento económico del 10%. El Gobierno chino está comprando, en el mercado de trabajo, la mercancía fuerzas de trabajo en grandes cantidades y a bajo costo, lo cual es lo mejor para un acelerado crecimiento, y acumulación del PIB.

El presidente Hugo Chávez, aprobó un decreto en el que se prohibía una jornada semanal de más de 36 horas, algo opuesto a lo que ocurre, por ejemplo, en China, que tiene jornadas laborales semanales exhaustivas de 67horas y periodos de vacaciones ridículos, no en vano es el país campeón mundial en propagar fuera de sus fronteras el consumismo barato; y campeón en crecimiento de su PIB. Para asentar aun más lo cierto que es eso de <crecimiento económico decrecimiento social> podemos añadir un pequeño párrafo de mi trilogía: "Todo empresario si quiere sobrevivir en la jungla de la competitividad debe mantener pero que muy apretado el acelerador de la producción; y esto conlleva: aumento de las horas de trabajo, más inseguridad, más precariedad, menos remuneración, más automatización, más flexibilidad…". 

[Es decir más decrecimiento social]. "Además, paralelamente a este crecimiento también crece el deterioro de la felicidad del hombre, el deterioro de la biosfera, el deterioro del tiempo libre del hombre que le permita dedicarse a una actividad creadora personal y no enajenada por el trabajo enajenado y por el consumismo enajenado y alienante. Y además, las mayores fortunas, que son las que más aportan al crecimiento del PIB, son las que se nutren de las guerras (industria armamentística), de las enfermedades (industrias farmacéuticas), de la pobreza (economía especulativa, hipotecaria y la de los rescates de naciones pobres), del hambre, incluso del sexual (véanse los mercados de futuro, las super-corporacionaes de alimentos, las redes internacionales de la prostitución). En definitiva, las que se nutren del sufrimiento y de la infelicidad humana, del decrecimiento social (1).

Crecimiento económico=desempleo automático. Cuanto más crece la economía, más crece el PIB, y más dinero poseen las corporaciones para sustituir empleados por robots o por informática eficiente. Cuanto más crece la economía, hay más fusión de empresas (según ya previó hace más de siglo y medio la teoría marxista, que hoy se empeñan en calificar de "obsoleta") y en estas fusiones, simultanea y automáticamente, aparecen cada vez mayores ERES (2). Ejemplos: uno reciente, la absorción del banco Banesto por el banco de Santander ocasionó, automáticamente, un ERE que supuso el despido simultáneo de más de 2.500 empleados y el cierre de centenares de sucursales. 

Y aún declaraba, cínica y públicamente, director del banco de Santander, Emilio Botín, (le va el apellido (3)) que esta fusión beneficiaría a sus empleados porque les abrirá la posibilidad de internacionalización de su profesión. Es de sobra sabido que, por ejemplo, cuanto más crecen económicamente las industrias automovilísticas o los supermercados, más eficientes son y por consiguiente necesitan menos empleados, por ello insisten tanto en la flexibilidad de plantillas y despido gratuito. Y a pesar de este panorama, los medios, las empresas y los gobiernos han sabido convencernos de la gran falacia de que sólo se conseguirá aumentar el empleo con mas crecimiento (¡¿?!). “¡Vamos a ver si conseguimos crecer para crear más empleo!”, dicen e insisten constantemente de forma hipócrita y engañosa, los gobiernos los medios de comunicación y las multinacionales. Pero ninguno o casi ninguno, nos percatamos del burdo engaño; y casi todos, de una forma ilusa y como quien sueña en el gordo de la lotería, soñamos con que se vuelva a producir el tan deseado crecimiento y que en consecuencia con él le toque un empleo. Aunque en realidad, esto está empezando a ser tan probable como que te toque la lotería (4).

________________________
(1) Julio García Camarero, El Crecimiento mata y genera crisis terminal, págs. 29 y 132, y El decrecimiento feliz y el desarrollo humano pág. 26.
(2) ERE = Expedientes de Regulación de Empleo = creación de desempleados en masa instantáneamente.
(3) Pues su especialidad es acumular la riqueza obtenida del botín de la guerra especulativa
(4) Julio Garcia Camarero, El Crecimiento mata y genera crisis terminal, págs. 47, 132 y 138.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada