La rentabilidad social decreciente del crecimiento económico

Suficiente es suficiente

Incluso si pudiésemos encontrar la forma para que la economía creciera sin usar más recursos y sin un  impacto negativo en el medio ambiente, existen razones de peso para pensar que un mayor crecimiento económico en los países ricos no sería un objetivo deseable.

Mientras que la producción per cápita se ha más que triplicado en países como el Reino Unido y los EE.UU. desde 1950, los datos de estudios sobre niveles de satisfacción vital revelan que la gente no es más feliz. Cuando comparamos los datos entre múltiples países, aparece un cuadro interesante: La felicidad y la satisfacción en la vida aumentan con los ingresos pero sólo hasta un punto determinado.

Una vez que las necesidades básicas quedan cubiertas y la gente dispone de suficientes bienes y servicios, el crecimiento económico ya no mejora el bienestar de las personas. El crecimiento económico tampoco ha logrado proporcionar soluciones duraderas para el desempleo y la pobreza. A pesar de la búsqueda constante de un aumento de la producción económica en el RU, las tasas de desempleo han venido oscilado al alza y a la baja durante los últimos 40 años. El aumento del número de desempleados/as se ha convertido en un hecho habitual. E incluso habiéndose multiplicado por 24 el tamaño de la economía global en los últimos 100 años, más de mil millones de personas en el mundo todavía viven con menos de un dólar al día y un total de 2,7 mil millones viven con menos de 2 dólares al día. Alguien se está beneficiando con el crecimiento de la economía global, pero desde luego no son los pobres del mundo.

Estos descubrimientos ponen seriamente en entredicho la búsqueda continua del crecimiento económico en países como el RU. Dado que el uso de los recursos globales está ya en niveles insostenibles, un mayor crecimiento en los países ricos solo sirve para reducir el espacio ecológico disponible para los países pobres, donde el crecimiento económico es todavía necesario para aliviar la pobreza.

Enough is enough: Ideas for a Sustainable Economy in a World of Finite Resources  (traducción de Desazkundea, se puede acceder a una versión reducida del texto aquí)

1 comentario: