El mito de la superpoblación



T. Malthus quedó preocupado por los capítulos sobre la población de La Riqueza de las Naciones de Adam Smith y por la ley de los rendimientos decrecientes expuesta por Turgot. Sus dudas le movieron a escribir el Ensayo sobre la población, en el que sostuvo que, mientras que los medios de subsistencia tendían a crecer linealmente, la población crecía exponencialmente, es decir, mucho más rápidamente. La condición de pobre se adquiría por naturaleza, y por tanto Malthus deseaba que aceptaran su prescindibilidad (al contrario que los ricos), y si no controlaban su natalidad, que los gobiernos pusieran otros medios (favorecer las epidemias, el hambre y las guerras). Entre otros cambios en la agricultura, la revolución verde parecía contradecir sus tesis.

Desde entonces hasta nuestros días, esta idea ha tenido idas y venidas de lo más dispar, y no únicamente de los intentos de “mejorar la raza” de la extrema derecha: desde la política de control de natalidad del comunismo chino, pasando por campañas de esterilización en numerosos países, hasta la versión más edulcorada que también hoy día tiene cierto peso dentro del ambientalismo (incluso argumento en pro de reducir la inmigración en Inglaterra o EEUU). En parte se puede deber a una lectura excesivamente simplificada de la ecuación del impacto ambiental; I=PAT (Impacto = Población*Bienes consumidos*Impacto de cada bien). Se da a entender que el impacto de todas las personas es igual, lo cual no se corresponde con la realidad.

Afortunadamente, instituciones como el LSHTM evitan análisis tan simplistas en estudios como su recientemente publicado “El peso de las naciones: Una estimación de la biomasa humana adulta”. Muy resumidamente, a Estados Unidos (5% de la población mundial) le corresponde casi un tercio del peso mundial debido a la obesidad. En contraste, Asia es hogar del 61 por ciento de la población mundial, pero solo representa 13 por ciento del peso de los habitantes del planeta. Así que a la hora de calcular el impacto, todo individuo no tiene el mismo “peso” (ni fisiológicamente, ni a la hora de ponderar)

Según la organización GRAIN (www.grain.org), el sistema alimentario es responsable del 44 a 57% de las emisiones globales de gases invernadero (11 - 15% actividades agrícolas, desmonte y la deforestación 15 - 18%,  procesamiento, empaque y transporte de alimentos provoca: 15 a 20%, y descomposición de las basuras orgánicas: 3 - 4%). Entre 1980 y 2005, el África Sub-Sahariana fue responsable del 18.5% de crecimiento de la población mundial y únicamente del 2.4% del crecimiento de emisiones de CO2. EEUU, responsable del 4% de crecimiento de la población, sin embargo aumentó un 14% sus emisiones (journal Environment and Urbanization). Con los consumo de agua se pueden obtener datos igualmente desiguales.

Evidentemente, la tierra no puede albergar un número infinito de personas. Pero sin desastre de por medio, como las variaciones de población son muy inerciales (no es fácil hacer que disminuya o aumente), se afirma con bajos índices de error que este siglo llegará a un máximo de 10.000 millones.

A la pregunta de si el mundo podrá alimentar a tanta gente, hay que responder que el hambre hoy no es un problema de superpoblación, es un problema político, de reparto. Y no importa cuánta comida se produce, cuánto se reduce la natalidad, o cuánto disminuye la población, siempre habrá gente que se muera de hambre. Como dato, se estima que en Europa se tira la mitad de la comida que se compra. Tal es así que la Eurocámara ha decidido tomar cartas en el asunto.

La biocapacidad disponible son 1.90 hag per-cápita (World Wild Fund 1999). Sin embargo en Euskadi consumimos 2,76 hag por encima de esa cantidad, según IHOBE (2005). Es decir, CON EL NIVEL DE CONSUMO ACTUAL hay biocapacidad en Euskadi para 1 millón de vascos. ¿El millón y medio de vascos restante sobra? ¿Tiene que emigrar? ¿O reducimos nuestra enorme huella ecológica?
Alicia Puleo recientemente criticaba el ecologismo neoconservador, a cuenta de la nueva ley de aborto y los argumentos, como la “santidad de la vida” que se han usado. Una parte del ecologismo también es neomalthusiano. Alicia apelaba a construir un ecofeminismo alejado del ecologismo neoconservador, creo que lo mismo se puede aplicar al tema de la superpoblación; un ecofeminismo tampoco neomalthusiano, pero responsable con la natalidad.

Porque… ¿sobra gente o sobran gordos? ¿Quién causa la crisis ambiental, los 7000 millones de habitantes actuales de la tierra o el 1% que más consume?

Iñigo Antepara
Desazkunde y Gasteiz en Transición
Revista Ahots Kooperatibista nº33

5 comentarios:

  1. El problema del hambre no es solo un problema de reparte, la dependencia de la agricultura y la ganadería es de tal magnitud que con la llegada del pico del petróleo en 2005, tenemos casi asegurada una hambruna global sin precedentes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente en el artículo no se comenta esa parte de la ecuación que es la energía y que es básica. Si en Euskadi importamos el 95% de la comida y de la energía tenemos un problema grave en ciernes.

      Eliminar
  2. Está claro que hay unos que consumen mucho más que otros, y que lo primero que hay que hacer para salvar este planeta es reducir ese consumo desmedido que muchos estamos haciendo en los países "desarrollados". Pero también es cierto que la población no puede crecer indefinidamente, y que hay que hacer si no control de la población, al menos concienciación. Por muy poco que consuma cada persona, siete mil millones de ellas son muchas para este mundo sostenga, y serán muchas más si sigue creciendo, por lento que sea el ritmo.
    Decrecimiento implica también un decrecimiento de la población, como todo, consciente, paulatino y medido. Nunca con hambrunas, guerras o epidemias.

    ResponderEliminar
  3. Aitortzu7:00 p. m.

    joe...¿¿¿salvar este planeta??? será salvar nuestra especie, esquilmar el ecosistema que nos sustenta no es sino el futuro más realista, pues en general actuamos cuando vemos que la ola esta encima y no cuando vemos retroceder la marea...ya podría ser así...pero creo que cuando la caída brusca e irremediable de la extracción/producción de petróleo y gas natural llegue (si es que no estamos ya)...vendrán hambrunas, epidemias...muerte. Así que….a disfrutar que son dos días y estamos de paso !!!
    Salud y ser felices.

    ResponderEliminar
  4. Ladies and Gentlemen,

    Scientists warn of a rapid collapse of the Earth's ecosystem.
    The ecological balance is under threat: climate change, population growth and environmental degradation could lead even in this century an irreversible collapse of the global ecosystem.

    --> http://newscenter.berkeley.edu/2012/06/06/scientists-uncover-evidence-of-impending-tipping-point-for-earth/

    The cardinal reason is the sudden development of human population that threatens to devour all our resources.

    Since 21 August there is therefore a petition at change.org for the introduction of global birth-controls, also in HINDI!

    If you want to support this or publish it on your website, here is the link:
    http://www.change.org/de/Petitionen/weltweite-geburtenregelungen-verbindlich-einf%C3%BChren-introduce-obligatory-worldwide-birth-controls

    Please continue to spread the link or the petition as possible to all interested people, organisations etc.

    Thank you and best regards
    Achim Wolf, Germany

    ResponderEliminar