La limitación física al crecimiento económico

‘En general, lo economistas hablan de energía y materiales sin preocuparse en exceso por las leyes que gobiernan el uso y aprovechamiento de este tipo de recursos naturales. En un sentido amplio se puede definir la energía como la capacidad o posibilidad de realizar un trabajo en su acepción no restringida [Conviene tener presente no obstante que “… la energía es una abstracción matemática que no tiene existencia aparte de su relación funcional con otras variables o coordenadas que tienen una interpretación física y pueden medirse. Por ejemplo, la energía cinética de una masa dada de material es función de su velocidad y no tiene otra realidad.”]

Pues bien, las leyes que rigen el comportamiento de la energía se conocen como leyes de la termodinámica. Dos van a ser los principios que nos interesan. El primero de esos principios se denomina Principio de la conservación de la energía. El segundo se conoce como Ley de la entropía.

El primer Principio establece, como es sabido, que la energía ni se crea ni se destruye, sólo se transforma. Es decir: la cantidad total de energía permanece siempre inalterable y constante, pudiendo transformarse de un estado a otro (por ejemplo, la energía calorífica que libera la combustión de fuel puede transformarse en electricidad y en calor ambiental, pero sin crearse ni destruirse en este proceso.

El segundo Principio o Ley de la Entropía no niega lo anterior pero añade algo importante: que en esa transformación, la energía pierde su calidad y se degrada, disminuyendo sus posibilidades para el aprovechamiento humano. Este hecho ha sido, tal vez, el que ha llevado a afirmar a algunos científicos naturales que la ciencia de la termodinámica “es tan sólo el conjunto de principios que rigen la contabilidad con la que se sigue el rastro de la energía conforme sufre dichas transformaciones”. Por esta razón, si una parte de la energía se convierte en calor a más baja temperatura, es decir, calor no utilizable o en residuo, las transformaciones energéticas nunca podrán ser eficientes al cien por cien.

Cabe recordar que, dado un ambiente o estado de referencia –en términos prácticos el planeta Tierra- la energía se presenta en dos estados cualitativamente diferentes: como energía disponible o libre (que podemos utilizar porque sus propiedades físicas intensivas son diferentes de las ambientales) y como energía no disponible o disipada (que resulta imposible aprovechar al estar en equilibrio con el ambiente). La energía disponible  es la que nos permite producir trabajo (por ejemplo el petróleo aplicado a un automóvil que permite desplazarnos), y es precisamente en este proceso donde la energía libre pierde esta cualidad y  se transforma en energía no disponible (o calor), trayendo consigo un claro cambio cualitativo en la naturaleza de esa energía. Además, lo que establece la ley de la entropía es que precisamente el sentido en que se realiza es transformación es único: la energía se transforma siempre de energía disponible en energía no disponible o disipada y nunca viceversa.  O como lo formuló Rudolf Clausius por primera vez : “no es posible encontrar un proceso en el que el único resultado sea una transferencia de energía del cuerpo más frío al más caliente”. Es decir, que el calor siempre fluye desde el cuerpo más caliente al más frío, pero nunca al contrario.'

Extraído del libro ‘La bioeconomía de Georgescu-Roegen’ escrito por Óscar Carpintero.

3 comentarios:

  1. Osomugroso4:25 p. m.

    Tal vez cuando publicaron esto aun no se hablaba de la Nullpunktenergie traducida como la energía del punto cero (siendo correcta la traducción como energía cero punto, lo cual nos indica que es una fracción del 1), energía libre al alcance de todo aquel que la pueda utilizar...

    ResponderEliminar
  2. Hola Osomugroso:

    Tengo constancia desde el año 2004 de la existencia de este tipo de energía, se analizó en la web www.crisisenergetica.org, siendo bastante escépticos todos los que estudiaron los documentos.

    Creo que algunas de los argumentos que se utilizaban violaban las leyes termodinámicas (lo cual descalifica cualquier comentario serio sobre la materia)

    Veo que 8 años después la cosa sigue igual: nada.

    ResponderEliminar
  3. Osomugroso1:01 a. m.

    Según doña Wikipedia: "En física, la energía del punto cero es la energía más baja que un sistema físico mecano-cuántico puede poseer, y es la energía del estado fundamental del sistema. El concepto de la energía del punto cero fue propuesto por Albert Einstein y Otto Stern en 1913, y fue llamada en un principio "energía residual"... Todos los sistemas mecano-cuánticos tienen energía de punto cero... En la teoría de campos cuántica, es un sinónimo de la energía del vacío o de la energía oscura, una cantidad de energía que se asocia con la vacuidad del espacio vacío... A nivel experimental, la energía del punto cero genera el efecto Casimir, y es directamente observable en dispositivos nanométricos... Debido a que la energía del punto cero es la energía más baja que un sistema puede tener, no puede ser eliminada de dicho sistema. Un término relacionado es el campo del punto cero que es el estado de energía más bajo para un campo, su estado base, que no es cero." Esta definición me causa "conflicto" con las leyes termodinámicas que usted enuncia, más cuando encuentra uno experimentos serios con electromagnetismo, por ejemplo.

    ResponderEliminar