Manifiesto por una Huelga General de Consumo

Comentario de Susan George sobre el decrecimiento

El movimiento del decrecimiento va contra el estilo de vida capitalista, ¿cómo convencer a la gente de que consuma menos o de manera más responsable?

Creo que lo más importante es concentrarnos en qué consumimos y cuál es el costo medio ambiental de nuestro consumo. En otra palabras, medir el 'rendimiento' de nuestra economía (esta idea es del economista Herman Daly). Según el científico Ernst-Ulrich von Weiszächer podemos obtener el doble de bienestar si gastamos menos del doble (lo que se conoce como “factor cuatro”), además muchas cosas pueden crecer por siempre, como la cultura, la investigación, el conocimiento y la amistad.

Creo que el 'decrecimiento' es una palabra para convencer a los intelectuales pero no a las masas de gente común que necesitan términos que no suenen a demandas de sacrificios. Nuestros gobiernos están demandando sacrificios, pero nosotros podemos ofrecer la plenitud del crecimiento verde. Existen todos los medios para que eso se haga realidad ya.

Anticapitalismo, decrecimiento y ecosocialismo

El mundo en rumbo de colisión: Manfred Max-Neef

La primera revolución energética: el fuego

El primitivo cazador-recolector pasa en este estado miles de años y un buen día Prometeo le roba el fuego a los dioses, ocurrió hace más de 250.000 años, a partir de entoces se pudo ver en la oscuridad y dormir tranquilamente en las cavernas como si de un vientre materno se tratara.

A partir del momento en el cual el ser humano transforma la materia mediante el fuego la realidad cambia y se organiza de una nueva manera, la experimentación mediante esta forma de energía modifica las condiciones de existencia del animal humano.

Aparece la primera diferencia en base al uso de la energía: los que comen ‘crudo’ y los que comen ‘cocido’; la transformación de ‘lo frío’ a ‘lo caliente’, la transformación de ‘lo salvaje’ en ‘lo civilizado’. Por una parte ‘la naturaleza’ por la otra ‘lo específicamente humano’. La aparición de la cultura. El elemento culinario como forjador de un sistema social en el cual la forma de cocinar determina el ‘prestigio’.

El ser humano se hace consciente de un proceso de transformación; éste se hace patente en forma de ritos y ceremonias con la aparición de un nuevo lenguaje ya no únicamente gutural u onomatopéyico. Un proceso trascendente en el cual los miembros de una comunidad se constituyen solidariamente.

Colectivamente se expresa a través de celebraciones mítico-mágicas, en las cuales se transmite el imaginario simbólico común; así observamos la aparición de adornos personales y de un arte representativo y decorativo, un tipo de símbolos compartidos que entrañan líneas grabadas o estatuillas, que necesitaban de alguna manera ser explicados.

El lenguaje es una fuerza instrumental activa en la creación de la actividad social cada vez más compleja que la evolución cultural impone a la vida cotidiana. La competencia lingüística posibilita la formulación de reglas para actuar de modo adecuado en situaciones lejanas en el espacio y en el tiempo; la vida social de los humanos se compone de pensamientos y conductas coordinados y gobernados por dichas reglas.

El ser humano, que utiliza el fuego, visto como una ‘máquina de transformar’, se convierte en un ‘dispositivo’ que necesita una aportación energética de 175 vatios para sostenerse en su entorno natural.

Diversos actos sobre el decrecimiento

Ibarraundi museoa (Escoriatza) acogerá mañana (16 de junio), a partir de las 19.00 horas, una charla en euskera en la que hablará sobre 'El decrecimiento'. Aitor Amilibia presentará en el museo de Eskoriatza «nuevas formas de vivir y de consumir frente a la crisis. Ante una situación caracterizada por una triple crisis ecológica, económica y socio-política, los movimientos transformadores necesitan nuevas respuestas y caminos de actuación», indica Amilibia.

«Básicamente el concepto del decrecimiento pone en cuestión los grandes fundamentos del productivismo, al exponer que no hay crecimiento infinito posible en un planeta finito. El decrecimiento no es algo totalmente nuevo; probablemente, ni siquiera puede caracterizarse como una ideología política per se», añade.

«Sin embargo, posee la capacidad de dar alternativas a un sistema depredador e injusto, y de crear puentes entre diferentes tradiciones políticas y sociales, lo que lo convierte en una poderosa herramienta política estratégica y una apuesta de transformación social», concluye.


La I Tertulia del Caracol, que no pudo celebrarse el pasado día 9 a causa de la lluvia, se celebrará el día 16 de junio a las 21.00 horas en el lugar anunciado, en el Parque de Miraflores, bajo la escultura del Lazo, junto al parque infantil.

Las Tertulias del Caracol son encuentros abiertos a todas las personas interesadas en los que se debate un texto previamente seleccionado a la par que se consume una merienda comunitaria en la que cada participante aporta los productos que estima oportuno.

En esta I Tertulia se debatirá el texto titulado “¿Es el decrecimiento una utopía realizable?” firmado por Francisco Fernández Buey.

Las Tertulias del Caracol son una iniciativa del Grupo "Decrecimiento en equidad", dinamizado por el Consejo de la Juventud y Ecologistas en Acción Córdoba.


El 19 de junio del 2010 en La Casa de la Solidaridad de Santander se celebrará una jornada de conferencias y debate sobre las redes ciudadanas de apoyos mutuos y el decrecimiento, la teoría económica que propone una reducción del PIB y una transición a modelos de producción y consumo más reducidos y sostenibles. Bajo el título: “Hasta aquí hemos llegado, ¿y ahora qué?” quieren invitar a la reflexión, a abrir los ojos a otras realidades y a actuar y no lamentarse.

Aquí abajo está el programa en el que destacan 2 grandes temas:

* Análisis de la crisis actual, propuestas desde el decrecimiento por Carlos Taibo, profesor de Ciencia Política y Administración de la Universidad Autónoma de Madrid.

* Redes para el desarrollo comunitario.






Del 28 al 30 de Junio se celebrarán en Barcelona las III Jornadas de la Ecouniversitat.

El tema principal será:

Decrecimiento y Propuestas de Transición

La entrada es libre y abierta al público
Lugar: Sede central de la UOC, Av Tibidabo, 39-43, Barcelona

Durante los 3 días habra varias mesas redondas, sobre los siguientes temas:

- Periodismo con visión ecológica
- Activismo, cultura ecológica y creativos culturales
- Política y economias públicas
- Economia y empresa – Responsabilidad Social Corporativa
- Slowfood, cooperativas de consumo y agricultura ecológica
- Salud integral

El día 28 por la mañana se realizará un evento con la metodología OPEN SPACE (espacio abierto). Analizaremos estrategias conjuntas para un futuro positivo de cara al doble reto del pico del petróleo y del cambio climático


Ramón Tamames: ambiente y decrecimiento

La Teoría del Decrecimiento (TDD) es una corriente de pensamiento ecológico, político, económico y social; con antecedentes en la idea del «estado estacionario» de la Escuela Clásica de Economía (sobre todo en David Ricardo y John Stuart Mill), según la cual llegaría un momento en que por falta de beneficios ya no habría más desarrollo. Como también la TDD tiene una deuda con las previas tesis del Club de Roma sobre expansión cero a largo plazo, para así detener el deterioro ambiental.

En pocas palabras, lo que el decrecimiento propone es ir a la disminución regular y controlada de la producción para, de esa forma, establecer una nueva relación de equilibrio; no sólo entre la naturaleza y los seres humanos, sino también entre estos últimos. Con la TDD se rechazan, pues, los objetivos desarrollistas del liberalismo vía mercado y del keynesianismo con intervenciones públicas; al menos en los países más avanzados. Así las cosas, el más conocido adalid de la tendencia en cuestión, Serge Latouche, lanza su consigna: «Abandonar el objetivo del crecer por crecer, pues de otra manera la conservación del medio ambiente no será factible» (sic).

No dudando de las buenas intenciones de las tesis expuestas, parece claro que la TDD no resultará conciliable con la producción de bienes culturales, ocio y entretenimiento, ciencia, investigación tecnológica, etc. Actividades, todas ellas, en las que puede crecerse indefinidamente; por atender necesidades muchas veces no materiales, no inmediatamente saturables, y con impactos ambientales bajo control.

Por otro lado, con la TDD ocurre lo que con otros proyectos de cambio: no es una concepción utópica, sino quimérica; por su idea de cambiarlo todo radicalmente y lo antes posible. Prisas que generan aversiones instintivas en las sociedades más desarrolladas, que por lo demás no ven el igualitarismo como algo tan natural. En otras palabras, la sostenibilidad continuará siendo el máximo principio a respetar.

6 de junio: Picnic por el decrecimiento

El Domingo 6 de junio, miles de ciudadanos de más de 65 ciudades de 19 países en Europa, América y Asia participaran al primer Picnic Mundial para el Decrecimiento. El evento es dirigido bajo el lema de que "El cambio siempre comienza con una agradable charla en torno a una buena cena"

La actual crisis económica debe ser el momento de considerar seriamente las nuevas perspectivas, como sostenido por cientos de estudiosos y profesores durante las Conferencias Internacionales sobre Decrecimiento en París 2008 y Barcelona 2010.

El decrecimiento implica una multiplicidad de acciones que subrayan la importancia de una reducción socialmente equitativa de la producción y del consumo, de la sostenibilidad ecológica y acción colectiva horizontal. Ejemplos de Decrecimiento en la práctica son compartir casas, bienes duraderos y trabajo, dedicar más tiempo al arte, la música, familia, cultura y comunidad. A nivel individual, el decrecimiento se logra con la simplicidad voluntaria.

"El Picnic viene a demostrar que el decrecimiento no es un exagerado concepto utópico, sino algo que podemos experimentar a diario con una acción simple, comunal y de convivialidad", dice Matthieu Lietaert, uno de los organizadores.

"El decrecimiento se trata de ir mas allá de la ilusión de conciliar el crecimiento económico con la sostenibilidad ecológica y social. Las crisis sociales, económicas y ecológicas demuestran que es tiempo para replantear nuestro estilo de vida y nuestros valores, para movernos desde relaciones basadas en la ganancia económica, a unas fundadas en la reciprocidad, desde el interés egoistico hacia el altruismo y la redistribución. Esto es lo que vamos a tratar desde la práctica en el Pic Nic para el Decrecimiento ",

Los emplazamientos los podéis encontrar en la web:

http://picnic4degrowth.net/