Entrevista al creador del blog del decrecimiento


¿Nos puedes decir qué definición de decrecimiento consideras más adecuada?

Existe un dicho popular que dice que ‘no es más feliz quien más tiene sino quien menos necesita’, entonces, decrecimiento es consumir menos, tener menos para ser más. Cuando decidimos hacer una apuesta política e intelectual por el decrecimiento estamos dando una ‘bofetada’ a los discursos más complacientes que nos calientan las orejas todos los días ofreciéndonos deseos inalcanzables y paraísos frustrantes.

¿Cuándo surge este movimiento?

Surge en Francia en los años 90, donde diversos autores trabajan en su desarrollo teórico: Latouche, Cheynet, Ayres.. Forman incluso un partido político (El partido por el decrecimiento) y poseen un periódico semanal (La Décroissance) que alcanza una tirada de 50.000 ejemplares.

En Cataluña la ‘Entesa pel decreixement’ organizó en el año 2007 las jornadas ‘Desfer el creixement, Refer el Mon’ (deshacer el desarrollo, rehacer el mundo).

¿Nos puedes comentar brevemente cuáles son sus autores principales, sus obras de referencia y su evolución?


Podemos considerar la bioeconomía de Georgescu-Roegen y el grupo de pensadores críticos con el desarrollo y la sociedad de consumo (Ivan Illich, André Gorz, Vandana Shiva...) como los pilares en los que se asienta esta idea.

Obras traducidas al castellano como ‘Objetivo decrecimiento’ del Colectivo revista Silence, y ‘La apuesta por el decrecimiento’ de Serge Latouche nos dejan ver como se va tejiendo esta forma de pensar.

Destacar el libro de Carlos Taibo 'En defensa del decrecimiento', editado recientemente.

La revista The Ecologist para España y latinoamérica dedica el número 31 al decrecimiento, También el número 35 de la revista el ecologista contiene un artículo de Pepa Gisbert titulado ‘Decrecimiento: camino hacia la sostenibilidad’. El número 35 de la revista Ecología Política dedica un monográfico al tema que lleva por título 'Decrecimiento sostenible'

Me imagino que por parte de los grupos liberales habréis sufrido duras críticas ¿Tienes algo que comentar al respecto?

La crítica es muy importante porque posibilita un debate de ideas y conceptos y permite desarrollar la investigación teórica. Por ejemplo un documento de la organización Attac rechazaba el decrecimiento con un triple argumento.

El rechazo del decrecimiento a la idea de construir progresivamente los derechos humanos universales; el decrecimiento llevará la producción hasta hacerla tender a cero; y que el decrecimiento de los países pobres afectaría a los sectores más necesarios a las clases populares como la educación la salud y los servicios públicos.

Ante esto, es necesario aclarar que no se está contra los derechos humanos como el derecho a la vida, a no sufrir maltrato o a circular libremente por los territorios, lo que sí es necesario criticar es la pretensión occidental de imponer su cultura y valores que sencillamente no son universales.

El decrecimiento plantea salir del modo de producción capitalista basado en la acumulación para construir una sociedad alternativa; vivir de otro modo, un espacio para llevar a cabo la soberanía alimentaria, el derecho a vivir con el aprovechamiento de la energía que proporciona el sol y con los recursos materiales que posibilita la naturaleza sin que esto repercuta negativamente en los ecosistemas, el derecho a la participación en la toma de decisiones de todas las personas que conforman cada comunidad o pueblo.

No debemos confundir la salud, la educación y la alimentación con los colegios, los hospitales o los supermercados y restaurantes. El decrecimiento posibilitaría niveles de existencia aceptables para toda las personas del planeta. El 20% de la población humana consume el 80% de los recursos del planeta. El problema de la sostenibilidad del planeta es el modo de vida de la parte rica de la población.

Ahora, nos gustaría centrarnos un poco en tu blog http://decrecimiento.blogspot.com/

¿Cuándo comenzaste con él y cuáles han sido sus objetivos principales?


Comencé en abril de 2006, e inicié una búsqueda que comparto con aquellas personas que tengan a bien leer blog.

¿Estás satisfecho con su evolución y aceptación?

Actualmente el blog tiene una media de 500 visitas diarias. Aunque esto es un grano de arena en la inmensidad de internet.

¿Cuáles son sus perspectivas de futuro?


El blog se plantea como un viaje sin destino por formas de pensar divergentes con el discurso dominante.

Aparte de la difusión de estas alternativas, ¿Consideras necesarias otro tipo de iniciativas?

Hoy en día no se puede luchar de frente contra el capitalismo, la única posibilidad que existe es entrar en disidencia. Solamente si encontramos un hilo que sea capaz de armonizar todas las luchas que se plantean día a día por parte de aquellos a los cuales el sistema explota, margina o reprime seremos capaces de proponer un sistema que no entre en la lógica del mercado. Yo pienso que este hilo puede ser el decrecimiento.


¿Consideras que aún estamos a tiempo de frenar y readaptar nuestro modo de vida evitando así el colapso ecológico?


Esta Civilización Occidental que basa su crecimiento en la energía de los combustibles fósiles y que está llevando a cabo procesos de uniformidad biológica y cultural que condenan a millones de personas a la miseria y a la muerte, está en crisis.

Se trata de una crisis compleja y multidimensional que afecta a todos los aspectos de nuestras vidas: la salud, el sustento, la calidad del medio ambiente y la relación con nuestros semejantes, la economía, la política y la tecnología. La crisis tiene dimensiones políticas, intelectuales, morales y espirituales. La amplitud y la urgencia de la situación no tienen precedentes en la historia de la humanidad.

La crisis del sistema es lo esperanzador puesto que nos brinda la oportunidad que podemos y debemos aprovechar. Varios cambios van a quebrantar las bases de nuestras vidas y a influir profundamente en nuestro sistema social, político y económico.

La disminución del número de reservas de los combustibles fósiles y la decadencia del patriarcado propiciarán un cambio profundo de la mentalidad; otros conceptos y otros valores como el cariño, la afectividad, las relaciones sociales, la creatividad, el ocio, la sencillez, la austeridad en el consumo material... propiciarán una sociedad distinta.

¿Algo que desees añadir?


Si, que en un tiempo de reflexión, volveremos para el otoño.

Y que siento no haber contestado a todos los correos que me han llegado, no tenía tiempo para dar respuesta a todos, también mis disculpas a aquellos que no les he contestado debidamente.

Salud y alegría

5 comentarios:

  1. Anónimo12:34 p. m.

    Gracias y buen verano

    ResponderEliminar
  2. Buen trabajo. Muchas gracias

    ResponderEliminar
  3. Anónimo8:39 p. m.

    Que sucede con el libro de Steve Hamilton "El fetiche del crecimiento". Lo leí hace tiempo y no lo veo citado en ninguna parte. En mi opinión sintoniza mucho con la idea del "decrecimiento".
    ¿Porque no hay charlas, debates en los medios (apenas en la prensa como una idea extravagante).
    Y organizaciones en capitales medianas y grandes (p.ej. Sevilla)¿ pueden informarnos?
    Alfredo Ruiz

    ResponderEliminar
  4. Hola:

    El libro de Steve Hamilton "El fetiche del crecimiento" tiene una entrada en:

    http://www.decrecimiento.info/2007/10/eudemonismo-la-politica-de-la-felicidad.html

    El que haya charlas y se hable de decrecimiento depende de las personas que estamos interesadas en divulgarlo; si tu estás interesado puedes ofrecer una charla en Sevilla, o bien proyectar el documental 'simplicidad voluntaria y decrecimiento' y luego montar un debate o cualquier otra actividad que se te ocurra.

    Desgraciadamente aún somos pocas personas las que estamos divulgando el tema del decrecimiento.

    salud y alegría

    ResponderEliminar
  5. Hola:
    Os dejo una entrevista a C. Taibo sobre el decricimiento (transcrita a partir del programa de Radio, asuntos propios):
    http://gentium-humanitas.blogspot.com/

    La podeis comentar.

    ResponderEliminar