El significado de la couvade

"Cuando una mujer ha dado a luz, el marido permanece en cama cuarenta días durante los cuales él limpia y arregla al niño. Y esto lo hacen porque dicen que la mujer ha sufrido mucho llevando durante unos meses el peso del niño y quieren que descanse. Todos los amigos van a ver al marido en cama y hacen gran fiesta. La mujer se levanta del lecho, atiende a los quehaceres de la casa y sirve al marido en la cama.”

Viajes. Marco Polo.

La sorpresa llegó cuando se comprobó que la couvade es una práctica universal. ¿Por qué los hombres actuaban así desde los tiempos más antiguos hasta los lugares más diversos?. En las culturas más primitivas el hombre inventa la couvade para hacerse con el hijo artificialmente.

“Todo hombre sabe que nunca jamás podrá ser la persona más importante en la vida de otro durante mucho tiempo, y que tiene que afirmar su superioridad en suficientes sectores con suficiente frecuencia como para justificar que la naturaleza le permita permanecer en ella.”

S. Golberg

El hombre sacraliza a la mujer por su poder de dar la vida, y como tal, la teme. Para ser hombre, por mucho orgullo que se tenga, primero hay que nacer, y se nace siempre de una mujer. El hombre envidia a la mujer por esto, porque en última instancia depende de ella, porque le está referido y no al contrario.

En nuestra cultura ‘más civilizada’ se elaboran unos mecanismos más sutiles y sofisticados, pero no menos elocuentes. Embarazo, parto, amamantamiento, anticoncepción, aborto y las nuevas técnicas de reproducción están en manos del género masculino. Y además a dos niveles: el político y legal y el del ejercicio de la profesión. Son ellos los que deciden desde los parlamentos y los congresos, desde los códigos y las publicaciones científicas, con la toga puesta y con la bata blanca.

Reflexiones feministas. Victoria Sau Sánchez.

1 comentario:

  1. Anónimo6:55 p. m.

    La guerra afecta drásticamente a la cantidad de mujeres,y en consecuencia, ejerce un poderoso efecto en la reproducción humana.

    Las bandas y las aldeas utilizaban la guerra para alcanzar tasas muy bajas de crecimiento de la población.

    La regulación del crecimiento de la población mediante el trato preferente dado al los niños varones.

    Se necesitaba una fuerza cultural muy potente para inducir a los padres a que descuidaran o mataran a sus propias hijas.

    La guerra ofreció esta fuerza, y esta motivación, en tanto hizo depender la supervivencia del grupo de la crianza de varones preparados para las contiendas.

    Los hombres se hicieron socialmente más valiosos que las mujeres. Los pueblos del nivel de bandas y aldeas comprende claramente que la cantidad de bocas que alimentan está determinado por la cantidad de mujeres del grupo.

    Se prohibe a las mujeres el uso de las armas. Si el sistema ha de funcionar uniformemente, no se puede permitir que una mujer tenga la idea de que es tan valiosa y potente como cualquier hombre.

    La guerra el infanticidio femenino, y la jerarquía sexual forman pate del precio que nuestros antepasados de la Edad de Piedra tuvieron que pagar para regular sus poblaciones.

    Marvin Harris. Canibales y reyes. capítulo IV. El origen de la guerra.

    ResponderEliminar