Sustentabilidad

Los sistemas económico-sociales han de ser reproducibles – más allá del corto plazo – sin deterioro de los ecosistemas sobre los que se apoyan. Las actividades humanas no deben sobrecargar las funciones ambientales, ni deteriorar la calidad ambiental de nuestro mundo .

A veces se usan indistintamente conceptos como sostenible y sustentable aunque su significado no sea el mismo. Sostenible viene de sostener y sustentable de sustentar, las cosas se sostienen desde afuera pero se sustentan desde adentro. Mientras la sostenibilidad se podría lograr con acciones decididas desde afuera, la sustentabilidad requiere que las acciones se decidan desde adentro, en forma autónoma. Además lo que interesa hacer sustentable es la armonía entre esta generación y las venideras, entre las mujeres y los hombres y entre el ser humano y el medio ambiente.

La sustentabilidad exige que el uso de los bienes naturales ocurra según la lógica de la naturaleza, o sea, hay que trabajar con ella y no en su contra. Esto requiere a menudo una lógica distinta a la lógica que prevalece en nuestro sistema, que atiende más a realidades económicas o geopolíticas que a realidades ecológicas.

Se deben respetar los límites: lo que tomamos de la biosfera (en cuanto a materias primas y energía), y lo que devolvemos a ella (en cuanto a residuos y calor) ha de estar dentro de los límites de absorción y regeneración de ecosistemas.

Para saber más: El concepto de sustentabilidad. Rosa Burgos.

Para saber más: Biomímesis: El cambio hacia la sustentabilidad. Jorge Riechmann.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada