El ser humano según Marx

Carl Heinrich Marx ( Alemania 1818 – 1883 ), Mordecai era el apellido familiar judío. De familia burguesa acomodada fue bautizado a los seis años en la Iglesia Evangélica. Deseoso de tener hijos varones (no mostraba gran aprecio por el sexo femenino), de sus ocho hijos, sólo sobrevivirán tres mujeres. Siempre perseguido por la policía, logra sobrevivir gracias a la desinteresada ayuda de una pensión mensual de Engels. Su filosofía quiso ser abierta y crítica; más un método de análisis que un sistema dogmático de ello dan fe las palabras a su yerno Paul Lafargue: “ Lo cierto es que yo no soy marxista”.

“La producción práctica de un mundo objetivo, la elaboración de la naturaleza inorgánica, es la afirmación del hombre como un ser genérico consciente, es decir, la afirmación de un ser que se relaciona consigo mismo como ser genérico. Es cierto que también el animal produce. Se construye un nido, viviendas, como las abejas, los castores, las hormigas, etc. Pero produce únicamente lo que necesita inmediatamente para sí o para su prole; produce unilateralmente, mientras que el hombre produce universalmente; produce únicamente por mandato de la necesidad física inmediata, mientras que el hombre produce incluso libre de la necesidad física y sólo produce realmente liberado de ella; el animal se produce sólo a si mismo, mientras que el hombre reproduce la naturaleza entera; el producto del animal pertenece inmediatamente a su cuerpo físico, mientras que el hombre se enfrenta libremente a su producto. El animal forma únicamente según la necesidad y la medida de la especie a la que pertenece, mientras que el hombre sabe producir según la medida de cualquier especie y sabe siempre imponer al objeto la medida que le es inherente; por ello el hombre crea también según las leyes de la belleza.

Por eso precisamente es sólo en la elaboración del mundo objetivo en donde el hombre se afirma realmente como un ser genérico. Esta producción es su vida genérica activa. Mediante ella aparece la naturaleza como su obra y su realidad. El objeto del trabajo es por eso la objetivación de la vida genérica del hombre, pues éste de desdobla no sólo intelectualmente, como en la conciencia, sino activa y realmente, y se contempla a sí mismo en un mundo creado por él.”

Para Marx, la vida humana tiene una base material concreta. La base material humana alcanza un nivel de claridad cuando se analiza el proceso de producción económico y el trabajo, mediante el cual el hombre transforma la naturaleza y se transforma a sí mismo. La esencia del hombre es su propio trabajo ( entendido como actividad práctico-productiva). Una esencia que, en la sociedad no comunista se encuentra alienada.

La esencia humana no es algo que resulte trascendente respecto al individuo y se encuentre fuera de él, sino que es el conjunto de las relaciones humanas en un contexto histórico que las conforma.

“la esencia humana...es, en su realidad, el conjunto de relaciones sociales”.

“La historia es la verdadera Historia Natural del hombre”.


Para saber más: Karl Marx: economista, filósofo... y revolucionario

4 comentarios:

Anónimo dijo...

me parece muy interesante ojala pusieran una referencia bibliografica

Anónimo dijo...

esta excelente la informacion..... si hubiera una referencia o autor estaría mucho más completo y válido, lástima que no se da crédito a quienes pueden ser publicados en una referencia electrónica en trabajos profesionales y proyectos escolares

Anónimo dijo...

Es interesante porque yo tenía un concepto totalmente distinto sobre la vision de marx hacia el hombre. Es interesante saber.

Anónimo dijo...

tengo que estudiar y no me gusta estudiar queri vacaciones