Carbón ( I )

El carbón es un tipo de roca formada por el elemento químico carbono mezclado con otras sustancias, de color negro, combustible que resulta de la combustión incompleta de la leña o de la fosilización de gran cantidad de bosques de helechos y equisetos gigantes que poblaban la Tierra hace unos 300 millones de años, en el periodo Carbonífero de la era Paleozoica, morían y quedaban sepultados en los pantanos en los que vivían.

Al ser el terreno una mezcla de agua y barro muy pobre en oxígeno, no se producía la putrefacción habitual y, poco a poco, se fueron acumulando grandes cantidades de plantas muertas que hace millones de años quedaron sepultados por las tremendas sacudidas que recibió la corteza terrestre. Con el tiempo nuevos sedimentos cubrían la capa de plantas muertas, y por la acción combinada de la presión y la temperatura, la materia orgánica se fue convirtiendo en carbón.

Los carbones, generalmente, se utilizan como combustibles, pues debido a la cantidad de carbono que poseen arden con facilidad produciendo calor. Cuanto mayor sea la cantidad de carbono que posean, mayor será su energía calórica. Así en función de la mayor o menor riqueza de carbono que posea tenemos:

  • antracita, llamado también carbón de piedra, de gran dureza con 93% ó más de carbono fijo, al combustionar produce poco humo.
  • hulla, muy usada en las centrales térmicas. Está impregnada de sustancias bituminosas de cuya destilación se obtienen el coque un residuo sólido, ligero y poroso que se forma al destilar (calentar fuertemente) la hulla. Se emplea en los altos hornos para la obtención del hierro.
  • lignito, poco denso, fragil y poroso, arde fácilmente aunque con poco calor, mucho humo y olor desagradable.
  • turba, etapa intermedia de la conversión de la materia vegetal en carbones minerales.
Los carbones se extraen de las minas de cielo abierto cuando el carbón está cerca de la superficie o mediante minería subterránea en galerías si el carbón se encuentra profundo.

El carbón tiene como uso principal la generación de electricidad en las centrales térmicas (50% de su uso), también se utiliza para la fabricación del acero en siderurgia (25% de su uso) y para calefacción (25% de su uso).

Para saber más: Energía a partir del carbón

Para saber más: Minas y ferrocarriles de Riosa

Para saber más: Carbón

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada