Autarquía en la España de Franco ( I )

Cuando saco a colación el tema de la crisis energética estando con personas mayores de 50 años, inmediatamente rememoran los tiempos de la postguerra.

El 1 de abril de 1939 el último parte de guerra de las tropas sublevadas tres años antes clausuraba las operaciones militares certificando la derrota del ejercito republicano.

El poder personal del general Franco se fue consolidando desde 1936 que le nombrara la Junta de Defensa Nacional le nombrara Generalísimo de los Ejércitos y Jefe del Gobierno del Estado español, terminada la guerra, era el momento en que Franco debía arbitrar a las heterogéneas fuerzas que habían apoyado la sublevación (falangistas, carlistas, monárquicos, católicos, conservadores de la antigua CEDA...), estas fueras quedaban atravesadas por las relaciones personales clientelares y de fidelidad condicionadas por la guerra misma y las relaciones con Franco.

La política de los vencedores estaba en las antípodas de un modelo e integración nacional. Partió de una concepción de patria edificada en la victoria cuya misión era extirpar todos aquellos elementos ajenos a las premisas del bando vencedor. Los años 40 fueron protagonistas de la represión sistemática de cualquier tipo de disidencia. La eliminación física, los encarcelamientos, el exilio, las depuraciones, eran instrumentos que formaban parte de un todo concebido como el absoluto control político-social de la población, con su marco legal claramente determinado. La vida cotidiana quedó atravesada por el síndrome de la represión.

Al terminar la guerra civil se consolidó un tipo de política económica que se denomino autarquía económica. Hasta 1951, el nuevo Estado persiguió con ahínco una política de autoabastecimiento a cualquier nivel considerado, fuertemente dirigido por el poder político.

La guerra fue especialmente costosa en lo que se refiere al capital humano, en los frentes de combate, en la retaguardia o en el exilio quedaron cientos de miles de españoles en plena edad productiva, y decenas de millares de entre ellos, plenamente cualificados intelectual y técnicamente.

Para saber más: La dictadura de Franco

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada