Sobre la familia

Aunque cada sociedad organiza las familias de manera diferente, en todas ellas se establecen vínculos afectivos muy fuertes entre sus miembros.

Existen tres grandes necesidades primarias, no aprendidas:

  • Necesidad de establecer vínculos afectivos percibidos como incondicionales y duraderos: apego.
  • Necesidad de disponer de una red de relaciones sociales: amigos conocidos, y pertenencia a una comunidad.
  • Necesidad de contacto físico placentero: actividad sexual asociada a deseo, atracción o enamoramiento.
Estas tres necesidades, favorecen la supervivencia del individuo y de la especie, ya que el apego contribuye a asegurarle los “cuidados maternales” que requiere; la red de relaciones asegura la pertenencia al grupo y por consiguiente, la defensa y alimentación, y por último la necesidad de actividad sexual conlleva la reproducción.

Si el individuo concreto no satisface adecuadamente estas necesidades, aparte de otras consecuencias, sentirá soledad emocional, soledad social y frustración sexual. Es decir la naturaleza tiene previstos sentimientos de bienestar y gozo, si tales necesidades se satisfacen, y sufrimiento de uno u otro tipo en caso inverso.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada